Más

Suscribirse

Redes Sociales

Ciudades chinas usan puestos de pruebas PCR para atención personas con fiebre

Ante los rebrotes de covid en numerosas localidades, algunas ciudades han transformado las omnipresentes cabinas de pruebas PCR en puestos de atención a pacientes con fiebre, recoge hoy la prensa local.

En las últimas fechas, las ciudades chinas han cancelado las campañas de pruebas PCR constantes a todos sus residentes, que durante meses tuvieron que mostrar un resultado de una prueba PCR negativa reciente para acceder a lugares públicos.

La provincia de Shandong (este) pidió este domingo que los gobiernos locales rehabiliten algunas de las cabinas de toma de muestras en “puntos de diagnóstico y tratamiento de la fiebre”.

En fechas previas, otras urbes orientales como Suzhou, Wuxi o Wuhu habían comenzado a rehabilitar las instalaciones de pruebas PCR en puntos de atención a personas con fiebre y de venta de medicamentos y material sanitario como pruebas de antígenos, muy demandados entre la población en las últimas semanas.

El Ejecutivo chino anunció recientemente un ajuste de su estricta política ‘cero covid’ que permitiría aislarse en sus casas a los infectados asintomáticos o con síntomas leves -hasta entonces era obligatorio el traslado a un centro de cuarentena- e indicó que ya no sería necesario tener una prueba negativa de covid para entrar en la mayoría de lugares y establecimientos.

Esto ha provocado un drástico descenso en la demanda de pruebas PCR entre la población y en la afluencia a los puntos de tomas de muestra, de los que surgieron miles en las ciudades en los últimos meses y muchos de los cuales se encuentran sin usar en la actualidad.

La relajación de las medidas ha provocado en las dos últimas semanas un rápido aumento del número de contagios, aunque estos no se han visto reflejados en el conteo oficial, que todavía depende de los resultados de las pruebas PCR, que se realizan con mucha menor frecuencia que en los meses previos.

La propagación del virus ha añadido presión al sistema sanitario del país, según algunas informaciones en la prensa local que muestran aglomeraciones en las áreas de atención a pacientes con fiebre de los hospitales de algunas localidades.

Los cambios de la política de ‘cero covid’, vigente desde comienzos de 2020, llegaron después de que el hartazgo ante las restricciones cristalizase en protestas en diversas partes del país tras la muerte de diez personas en un edificio aparentemente confinado en Urumqi (noroeste), con consignas como “no quiero PCR, quiero comer” o “devolvedme mi libertad”.

El Gobierno defiende que ha salvado millones de vidas mediante el ‘cero covid’, que consiste en el aislamiento de todos los contagiados y sus contactos cercanos, estrictos controles fronterizos, confinamientos parciales o totales en los lugares donde se detectan casos y pruebas PCR constantes a la población urbana.

EFE

JBR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *