Más

Suscribirse

Redes Sociales

Cinco pacientes murieron en el hospital Naser de Gaza a raíz de la incursión israelí

EFE/EPA/MOHAMMED SABER
EFE/EPA/MOHAMMED SABER

La incursión del Ejército israelí en el hospital Naser, causó un corte eléctrico total que provocó la muerte de al menos cinco pacientes en cuidados intensivos y pone en riesgo la vida de otros, incluyendo tres bebés.

Como consecuencia de la operación militar israelí en el hospital, que comenzó el jueves tras 25 días de asedio, “el suministro eléctrico se cortó completamente en el Complejo Médico Naser”, lo que ocasionó “la muerte de un quinto paciente”, indica un comunicado del ministerio, controlado por el grupo islamista Hamás.

Sanidad asegura que “en cualquier momento” podrían morir otros pacientes en cuidados intensivos así como tres bebés que necesitan un suministro ininterrumpido de oxígeno, y denunció que dos mujeres dieron a luz “en condiciones inhumanas, sin electricidad, sin agua, sin comida y sin calefacción”.

La Oficina de la ONU para los Derechos Humanos condenó el asalto contra el hospital, ubicado en la región de Jan Yunis y que albergaba a unas 10.000 de personas entre médicos, pacientes y desplazados, muchas de las cuales huyeron luego de que el Ejército ordenó la evacuación el martes pasado.

Israel alega que cuenta con “información creíble” de los servicios de inteligencia de que Hamás mantuvo en ese centro a algunos de los rehenes israelíes que capturó el 7 de octubre, y que las tropas tienen como objetivo rescatarlos, aunque sea sus cuerpos si es que están muertos, así como localizar a milicianos.

El jueves los soldados detuvieron a decenas de sospechosos en el hospital Naser, entre ellos un miembro de Hamás que operaba como conductor de ambulancia y se incautó armas, incluidos explosivos y morteros, dentro de las instalaciones.

Los soldados israelíes “están obligando a mujeres, niños y pacientes varones a trasladarse sin sus pertenencias del antiguo edificio Naser al edificio de maternidad, que convirtieron en cuartel militar, mientras asaltan el edificio administrativo del Complejo Médico”, aseguró el ministerio.

Por otro lado, las tropas israelíes atacaron el segundo piso del hospital Al Amal, también en Jan Yunis y donde el Ejército realizó una incursión el 9 de febrero tras 19 días de asedio.

El ataque de hoy causó “daños muy graves a dos salas de enfermería” pero sin dejar víctimas, informó el servicio de emergencia Medialuna Roja.

Una quincena de médicos de ese hospital fueron arrestados por el Ejército hace una semana y este viernes fueron liberados dos de ellos, precisó.

Incesantes ataques en toda la Franja

En tanto, Israel descarga su fuerte ofensiva militar a lo largo de toda la Franja de Gaza, pese a la creciente presión internacional por un cese el fuego que permita liberar a los rehenes tomados por Hamás, así como aliviar la crisis humanitaria sin precedentes que padecen los gazatíes supervivientes.

“En las últimas 24 horas, la ocupación israelí cometió 10 masacres contra familias en la Franja de Gaza que dejaron 112 muertos y 157 heridos”, informó Sanidad.

Esto eleva el número de víctimas a 28.775 muertos y 68.552 heridos, la mayoría niños y mujeres, a los que habría que sumar los miles de desaparecidos bajo los escombros y otros puntos del enclave a los que no han podido acceder las ambulancias desde que estalló la guerra, el 7 de octubre.

Además, casi dos millones de gazatíes -casi el total de la población- se encuentran desplazados y sobreviviendo en una crisis humanitaria que incluye brotes epidémicos, el hacinamiento en carpas a la intemperie en pleno invierno y la persistente escasez de agua potable y alimentos en niveles que rozan la hambruna.

Colapso sanitario

La organización internacional Médicos Sin Fronteras (MSF) asegura que “los servicios médicos vitales colapsaron en el hospital Naser”, mientras “el puñado de personal médico que permanece ahí debe lidiar con suministros insuficientes para atender eventos a gran escala”.

Entre 300 y 350 pacientes con heridas abiertas, laceraciones por explosiones, fracturas y quemaduras, permanecen en el hospital Naser “sin poder evacuar porque es demasiado peligroso y no hay ambulancias”, asegura MSF.

Rami, una enfermera de la organización que está atrapada en el hospital, aseguró que la escasez de suministros ha obligado al personal médico a reutilizar las gasas: “Las usan una vez, luego exprimen la sangre, las lavan, las esterilizan y las reutilizan con otro paciente”.

Según fuentes médicas contactadas por EFE, los soldados israelíes han ocupado la segunda planta del complejo médico y han pedido a todas las personas, incluidos los equipos médicos, que abandonen las plantas superiores hacia los pisos más bajos.

Según Sanidad, 130 instituciones sanitarias han resultado parcial o totalmente dañadas por los ataques israelíes en toda la Franja, y 30 hospitales y 53 centros de salud quedaron fuera de servicio. EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *