Más

Suscribirse

Redes Sociales

Cinco formas de diseño sostenible para ayudar al planeta

Pixabay
Pixabay

Los arquitectos y diseñadores debemos trabajar para equilibrar el consumo y la conservación de los recursos naturales, ya que los edificios y el ambiente construido son responsable de aproximadamente el 40% de las emisiones mundiales de carbono. Veamos cinco formas en que el diseño intencional arquitectónico ayuda:

  1. Edificios de carbono neutral: Para desacelerar la tasa de calentamiento global, los arquitectos están implementando estrategias para reducir las emisiones de carbono. Esto incluye la reducción del carbono operacional generado por el calor y la energía que consumen los edificios, y el carbono liberado por la extracción, fabricación y transporte de materiales de la construcción.

En Estados Unidos y América Latina, el uso de materiales sostenibles como la piedra, barro y bambú, al igual que técnicas tradicionales de construcción, están siendo explorados para desarrollar edificios de carbono neutral adaptados a las condiciones locales.

  1. Diseño verde: Se diseñan, construyen y operan con un enfoque en la conservación de energía, materiales ecológicos o reciclados y la preservación de la biodiversidad del área. A menudo también incluyen equipos de energía renovable, entornos comerciales adaptables y métodos de reducción de residuos.

En EEUU y América Latina se están diseñando edificios verdes con jardines integrados para ayudar a eliminar la contaminación del aire. En São Paulo (Brasil), por ejemplo, el edificio Pátio Victor Malzoni se destaca por su diseño ecológico, con techos verdes y áreas ajardinadas que no solo mejoran la eficiencia energética del edificio, sino que también contribuyen a la mejora de calidad del aire en la ciudad.

  1. Sistemas de reciclaje de agua: El diseño arquitectónico responsable y sostenible reduce cuánta agua se consume y a la vez puede restaurar sistemas naturales. En muchos lugares se están diseñando sistemas de captación de agua de lluvia y tratamientos de aguas grises. 

El Bank of America Tower, en la ciudad de Nueva York, incorpora diversas estrategias para conservar y reutilizar el agua. Permitiendo que el edificio reduzca significativamente su dependencia de fuentes externas de agua potable, disminuyendo así la presión sobre los suministros de agua locales y contribuyendo a la conservación de los recursos hídricos.

  1. Arquitectura biomimética: El biomimetismo es el diseño y producción de materiales, estructuras y sistemas modelados en entidades y procesos biológicos para resolver desafíos humanos de manera sostenible.

Esto ha inspirado proyectos donde se busca integrar soluciones basadas en la naturaleza para enfrentar desafíos como el calentamiento global y la pérdida de biodiversidad. Por ejemplo, el proyecto BioUrban en Ciudad de México utiliza estructuras inspiradas en árboles para purificar el aire.

  1. Biodiversidad urbana: Desde la pandemia, los arquitectos han reconocido la importancia de proporcionar hábitats urbanos que puedan apoyar la biodiversidad y alinear los intereses humanos con la naturaleza. Por esta razón, están trabajando en soluciones para la crisis global de biodiversidad, diseñando ciudades con espacios verdes para fomentar la biodiversidad urbana y restaurar los ecosistemas locales.

El impacto de la construcción en el medio ambiente es monumental. Atenderlo mediante estrategias de diseño sostenibles, más que una opción es una responsabilidad.

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *