Más

Suscribirse

Redes Sociales

Cientos de miembros del EI escaparon en motín de enero en Siria, según ONG

Cientos de miembros del grupo yihadista Estado Islámico (EI) lograron escapar de la prisión de Geweran, en el noreste de Siria, durante el ataque y el sangriento motín que sufrió a finales de enero, aseguró este domingo la ONG Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Según esta organización, con sede en el Reino Unido pero una amplia red de colaboradores sobre el terreno, varios de esos cientos de fugados lograron llegar a Turquía, algunos a la zonas del norte de Siria bajo control de Ankara y otros se quedaron escondidos en el territorio controlado por la autodenominada Administración Autónoma.

De estos últimos algunos fueron arrestados por las fuerzas de seguridad de esta zona kurdosiria, en la que se encuentra la cárcel de Geweran, en la provincia de Al Hasaka, agregó.

La ONG también especificó que dos de los líderes de la organización terrorista lograron llegar a la ciudad e Yaráblus, en una zona de la norteña provincia de Alepo dominada por facciones proturcas.

Las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una alianza armada liderada por kurdos a cargo de la seguridad en la Administración Autónoma, dieron por finalizada la sublevación de los presos el pasado 26 de enero tras una semana de violentos enfrentamientos que dejaron 495 muertos, la mayoría de ellos miembros del Estado Islámico.

Sin embargo, no han despejado todavía varios interrogantes sobre esta acción, que contó con el apoyo de unos 200 miembros de la organización desde el exterior y que supuso la mayor operación del grupo terrorista en el país desde que fue derrotada territorialmente en 2019.

Las FSD ha presentado, al igual que la coalición internacional liderada por Estados Unidos contra el EI, el intento de fuga como un fracaso y solo ha admitido que un pequeño grupo de internos de la prisión, que albergaba a unos 3.500 miembros del EI antes del motín, había logrado alcanzar un facultad cercana, sin precisar su número ni cómo acabaron.

Tampoco han explicado qué ha sido de los alrededor de 700 menores relacionados con la organización yihadista que estaban en secciones especiales de la prisión para su rehabilitación y que, según denunciaron, fueron utilizados por los amotinados como escudos humanos.

Te puede interesar: Fuerzas kurdas afirman haber tomado el control de cárcel del EI en Siria

EFE

JBR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *