Más

Suscribirse

Redes Sociales

Científico mexicano desarrolla minilaboratorio capaz de identificar 200 enfermedades

El científico mexicano Octavio García presentó este miércoles su innovación NanoLuci, un minilaboratorio capaz de procesar hasta 200 análisis genéticos para detectar enfermedades humanas, animales y vegetales.

El proyecto del presidente y fundador del Instituto Traslacional de Singularidad Genómica (Itrasig) es la última versión de Luci, que ya se comercializa en México, China y Vietnam y que surgió hace 8 años.

El modelo se desarrolla actualmente en China, mediante un convenio de colaboración firmado a principios de año entre el instituto mexicano de García y la empresa de diagnósticos moleculares asiática Coyote Bioscience.

Sin embargo, el presidente de Itrasig detalló que están en planes para traer a México la manufactura de NanoLuci en la segunda mitad del año para abaratar aún más los costos.

“Esperamos que este año arranque la línea de producción en México, pero mientras estará en China, como está hasta ahorita, porque igual nos ayuda a preparar con mucho cuidado esta línea de producción en México para hacerla de forma muy inteligente”, comentó.

La idea de García es que este minilaboratorio pueda ser accesible e impulsar la prevención y atención de enfermedades en comunidades con poca infraestructura sanitaria pública y privada.

También plantea solucionar problemas en campos, donde agricultores podrán identificar plagas y enfermedades de sus cultivos, así como en granjas para el cuidado de los animales, control sanitario, entre otros usos, y hogares en las que se tenga una mascota.

En tanto, pretende identificar desde una influenza, la covid-19, el virus del papiloma humano (VPH) y el virus de inmunodeficiencia humana (VIH).

NanoLuci es un minilaboratorio que pesa 3,5 kilos y que en casi 10 minutos procesa pruebas de diagnóstico molecular mediante la reacción en cadena de la polimerasa (PCR).

De acuerdo con el fundador de Itrasig, el prototipo busca ser una tecnología capaz de competir con grandes cadenas.

El producto requiere que la saliva de la persona se inserte en un cartucho, que posteriormente se introduce en NanoLuci.

El invento comunica los resultados y también puede enviarlos a través de un correo electrónico con toda la información detallada.

Entre sus planes, García pretende aprovechar la posición geográfica de México y comenzar la expansión de NanoLuci hacia Centro, Sur y Norteamérica.

El investigador y epidemiólogo ya cuenta con laboratorios y sedes en Ciudad de México, Jalisco y Guanajuato, donde tiene su centro de operaciones, en la localidad de Irapuato, así como en Vietnam, con más de 4.500 metros cuadrados.

García puntualizó que mantendrá sus patentes abiertas y que espera que sirvan para el sector público, mientras que esperó que la iniciativa privada continué con las inversiones en el sector de desarrollo científico y tecnológico en pro de la población. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *