Más

Suscribirse

Redes Sociales

Chile condena nuevamente a exagente de Pinochet que acumula más de 1.000 años de prisión

La Justicia chilena condenó por secuestro calificado de un militante de izquierdas a tres exagentes de la DINA, la policía secreta del dictador Augusto Pinochet, entre ellos el exbrigadier del Ejército Miguel Krasnoff que suma más de 1.000 años de condena por crímenes de lesa humanidad.

La información, difundida por la Justicia del país suramericano, considera probado que los exmiembros de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA) César Manríquez Bravo, Miguel Krassnoff Martchenko y Pedro Octavio Espinoza secuestraron al estudiante de construcción civil Leopoldo Muñoz Andrade, detenido desaparecido hasta la fecha.

Conocido como “Chico Lucho”, Muñoz Andrade era parte de un comité local del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) en Santiago y fue detenido en la vía pública, en pleno centro de la capital chilena, para luego ser trasladado a centros de detención clandestina.

La investigación del Poder Judicial acreditó que Muñoz pasó por los centros de tortura Londres 38, Cuatro Álamos y Villa Grimaldi, lugar desde donde se perdió el rastro del otrora estudiante de la Universidad Técnica del Estado (UTE).

Su nombre pasó a engrosar la lista de víctimas de la llamada Operación Colombo, un gran operativo de inteligencia y montaje comunicacional diseñado por la DINA que intentó simular la muerte de 119 personas en supuestos combates internos entre militantes de organizaciones de izquierda como MIR.

Todas las víctimas habían sido secuestradas por el organismo represor siendo luego sometidas a la desaparición forzada.

Hasta hoy, en Chile sigue habiendo 1.159 víctimas de desaparición forzada durante la dictadura que aún son buscadas por sus seres queridos.

La dictadura de Chile duró 17 años y dejó más de 40.000 víctimas, entre ejecutados, detenidos desaparecidos, prisioneros políticos y torturados, según cifras de la comisión oficial que recopiló testimonios de víctimas y familiares. Más de 3.200 chilenos murieron a manos de agentes del Estado. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *