Más

Suscribirse

Redes Sociales

Checo busca liderato desde la ‘pole’ en Miami, por delante de Alonso y Sainz

El mexicano Sergio Pérez (Red Bull) arrancará primero este domingo, por delante de los españoles Fernando Alonso (Aston Martin) y Carlos Sainz (Ferrari), en el Gran Premio de Miami (EEUU), el quinto del Mundial de Fórmula Uno; que se disputa en el circuito construido en torno al Hard Rock Stadion de la citada localidad del estado de Florida. Donde se produjo un hito histórico : tres hispanohablantes saldrán desde los tres primeros puestos de la parrilla en una carrera de la categoría reina.

‘Checo’, nacido hace 33 años en Guadalajara (Jalisco) firmó este sábado su tercera ‘pole’ desde que corre en la F1 al dominar la calificación marcada por el accidente del monegasco Charles Leclerc (Ferrari), que la interrumpió, con bandera roja, a falta de un minuto y 36 segundos: antes de que quedase definitivamente suspendida. Y ahora apuntará no sólo a su séptima victoria en la división de honor del automovilismo, sino al liderato del Mundial, en el que está a seis puntos del líder, su compañero neerlandés Max Verstappen ( que suma 93): al que el accidente de Leclerc dejó descolocado y, en espera de una nueva remontada, saldrá noveno este domingo

Que en la F1 cada vez se habla más en español sólo se le escapa a los más obtusos; pero la resolución de la cronometrada principal fue realmente sorprendente. Y Pérez intentará que, por primera vez en la historia, un mexicano lidere el Mundial de F1. Saliendo desde el primer puesto de la parrilla, escoltado por el doble campeón mundial asturiano -tercero en el campeonato, a 33 puntos de ‘Mad Max’- y del talentoso piloto madrileño de la ‘Scuderia’, quinto, con 34 unidades.

El bravo piloto tapatío cubrió los 5.412 metros de la calurosa pista construida alrededor del estadio de los Miami Dolphins -equipo de la NFL, la liga profesional de fútbol americano- en un minuto, 26 segundos y 841 milésimas, 361 menos que Alonso; y con 508 de ventaja sobre Sainz, que arrancará desde la segunda fila, al lado del danés Kevin Magnussen (Haas), cuarto tras el inesperado desenlace de la calificación que provocó el accidente de Leclerc.

Antes del percance del monegasco, todo apuntaba, no obstante, a una nueva exhibición de Verstappen. El nuevo ídolo deportivo de los Países Bajos, que ya había marcado el mejor tiempo en los libres del viernes -justo por delante de Sainz- volvió a ser el más rápido este sábado por la mañana en el último entrenamiento libre, con cuatro décimas de ventaja sobre Leclerc y poco más de medio segundo sobre ‘Checo’; que si gana este domingo será líder del Mundial.

Carlos, a 590 milésimas del que fuera su primer compañero en la F1 -en 2015 y en Toro Rosso, actual Alpha Tauri- marcaba el cuarto crono de la última sesión de probaturas. En un circuito que debutó el año pasado, en una pista recién re-asfaltada, cada vez más rápida según pasa el tiempo va poniendo ; y en la que la gestión de los neumáticos será clave en la carrera de este domingo. Eso, si no llueve. Algo que no es de descartar

Al igual que el viernes, los Red Bull y los Ferrari -que en Miami estrenaron suelo en sus SF-23- se ubicaron en los cuatro primeros puestos del último libre. Alonso, quinto el viernes, no pasó del duodécimo -a un segundo del doble campeón mundial neerlandés-, en la tercera sesión de pruebas. Con un Aston Martin que, en manos del genio astur -que admitió que no esperaban este resultado- ha causado sensación en el arranque de temporada, pero que a Florida no ha traído avances significativos. Y que, sin embargo, arrancará

El canadiense Lance Stroll, nuevo compañero de Alonso en Aston Martin, y el inglés Lando Norris (McLaren) quedaron eliminados en la primera ronda (Q1), en la que también quedó fuera el único estadounidense de la parrilla, Logan Sargeant (Wiliams), debutante este año en la F1 y que no pudo darle una alegría añadida al animoso público local.

Verstappen fue el más rápido del primer acto, con 323 milésimas de ventaja respecto a Carlos, que marcó el segundo crono; con Leclerc y ‘Checo’ con exactamente el mismo tiempo -el tercero- a tres décimas y media del líder del Mundial; y Alonso duodécimo, a ocho décimas.

El séptuple campeón mundial inglés Lewis Hamilton (Mercedes), que marcó el decimotercer tiempo, fue el más egregio eliminado en la segunda ronda; en la que Alonso dio un salto cualitativo, marcando el tercer crono, a 283 milésimas del intratable ‘Mad Max’, que había mejorado en décima y media a Leclerc. Sainz marcaba la cuarta vuelta, a 334 milésimas; y ‘Checo’ el quinto, a algo más de medio segundo.

Y cuando parecía llegar la hora de la verdad, es decir, cuando todos colocaron el neumático nuevo blando en la Q3 y cuando parecía que Pérez tenía la ‘pole’ provisional, por delante de los dos españoles; con Alonso -en una segunda juventud a los 41 años- a 361 milésimas y Sainz a medio segundo; se produjo el accidente de Leclerc.

Que deja soñando a todos: a ‘Checo’, con el liderato del Mundial; a Alonso, que re-confirmó lo declarado a Efe hace dos años, en su retorno a la F1 -que en el automovilismo “lo importante no es la edad, sino el cronometro”-, con la añorada victoria 33; y a Sainz con su segundo triunfo en la categoría reina. Ninguno duda de que Verstappen remontará. Y a ninguno le interesa que llueva este domingo en Miami. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *