Más

Suscribirse

Redes Sociales

Cerca de cien guardias penitenciarios retenidos por presos en huelga de hambre en Ecuador

Cerca de cien guardias penitenciarios se encuentran retenidos en cinco cárceles que son parte de las 13 prisiones donde hay reclusos realizando una huelga de hambre, según informó el Servicio Nacional Integral a Personas Privadas de Libertad (SNAI), encargado del sistema penitenciario del país andino.

El mayor número de agentes retenidos está en la cárcel de Turi, cercana a la sureña ciudad andina de Cuenca, donde hay 40, seguido de las cárceles de Latacunga (Cotopaxi), con 25; de Machala (El Oro), con 14; de Archidona (Napo), con 12; y de Azogues (Cañar), con 5.

De acuerdo al SNAI, al momento, los reos en huelga de hambre pertenecen a cárceles de las provincias de Imbabura, Napo, Chimborazo (2), Tungurahua, Azuay, Cañar (2), El Oro, Loja, Guayas, Cotopaxi y Pichincha.

El SNAI no ha precisado aún el número de presos que se encuentran en huelga de hambre a nivel nacional ni tampoco los motivos de esta medida de fuerza.

En meses anteriores otros grupos de presos vinculados a una banda de crimen organizado realizaron una protesta similar para reclamar traslados a otras prisiones.

Esta huelga de hambre comenzó el domingo, en coincidencia con una serie de enfrentamientos registrados entre grupos de delincuentes en la Penitenciaría del Litoral, situada en la ciudad de Guayaquil y llamada oficialmente Centro de Privación de Libertad Guayas número 1, que dejaron un saldo de seis fallecidos y once heridos.

Las cárceles de Ecuador han sido desde 2020 escenario de una serie de masacres en las que han sido asesinados más de 450 presos, producto de enfrentamientos entre bandas rivales que se disputan el control interno de los centros de reclusión.

A ello se suma las condiciones carcelarias, con un hacinamiento que puede llegar en algunos casos al 50 % de la capacidad de la cárcel.

La situación de violencia también se ha trasladado a las calles, con los grupos del crimen organizado en disputa por el control de las rutas del narcotráfico, en especial en la zona de la costa, donde están los puertos que han hecho de Ecuador uno de los principales trampolines para la cocaína que llega a Norteamérica y Europa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *