Castillo amplía las regiones de Perú que recibirán gas natural

120 vistas
3 min lectura
Fotografía: EFE

El presidente de Perú, Pedro Castillo, anunció este sábado la ampliación del número de regiones en las que se canalizará para uso doméstico e industrial el gas natural de los yacimientos del país.

La nueva política de masificación del gas natural abarcará ahora a las sureñas regiones de Cusco, Puno, Apurímac, Arequipa, Moquegua, Tacna, Ayacucho y a la oriental de Ucayali.

Las nuevas regiones incluidas en esta lista son la andina Ayacucho, que se conectaría al gasoducto que abastece actualmente a Lima, y Ucayali, que tiene yacimiento propios en la zona de Aguaytía, utilizados principalmente para abastecer de energía eléctrica a la región.

Castillo aseguró que «la puesta en marcha de la nueva política de masificación del gas natural irá en paralelo a la renegociación del contrato de Camisea«, cuyos pozos están en la selva amazónica de Cusco.

Desde el mes pasado, el Ejecutivo del izquierdista mandatario ha emplazado al consorcio de empresas que explota el yacimiento de Camisea, uno de los mayores de Latinoamérica, a revisar los contratos para incrementar los impuestos y regalías en favor del Estado.

Sin embargo, para extender el gas al sur del país, es necesario culminar el gasoducto pendiente de volver a ser licitada desde que las obras quedaran paralizadas en 2017 tras desvelarse el escándalo de corrupción de la constructora brasileña Odebrecht.

La obra, una de las más costosas y ambiciosas de la historia de Perú, había sido licitada inicialmente a un consorcio formado por Odebrecht y la española por un precio de 7.328 millones de dólares ( 6.291 millones de euros con el objetivo de suministrar gas natural a unas 600.000 personas.

La paralización en las obras del gasoducto llevó a que la empresa española Naturgy rescindiese a finales de 2020 el contrato para abastecer de gas natural a las regiones de Arequipa, Tacna y Moquegua tras haber invertido unos 100 millones de euros ( 116 millones de dólares) desde 2013.

Ante la ausencia del gasoducto sur, la compañía se veía obligada a abastecer sus redes con camiones cisterna para proveer de gas a unos 12.000 clientes, y ahora, tras la salida de la empresa, el proyecto fue asumido temporalmente por la petrolera estatal Petroperú.

Para impulsar esta política de masificación del gas, Castillo creó recientemente una comisión multisectorial liderada por la primera ministra, Mirtha Vásquez, junto a los ministros de Energía y Minas, Economía y Finanzas, Comercio Exterior, Justicia y Relaciones Exteriores, así como por el presidente de Petroperú.

EFE

JBR

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Noticia anterior

Opositor dice que la crisis migratoria de Venezuela se acerca a la mayor del mundo

Siguiente noticia

El PLD de Kishida logrará la mayoría en elecciones de Japón, según encuestas