Más

Suscribirse

Redes Sociales

Canciller argelino llega a Nigeria en una gira regional para debatir la crisis de Níger

El Ministro argelino de Exteriores, Ahmed Attaf, se reunió con su homólogo nigeriano, Yusuf Tuggar, tras iniciar una gira de trabajo en Abuya, que será seguida de Benin y Ghana, para abordar la crisis del vecino Níger y las posibles “maneras de afrontarla” con el fin de evitar una intervención militar extranjera.

Las conversaciones se centraron en “la evolución de la crisis en la República de Níger y las perspectivas de intensificar los esfuerzos encaminados a cristalizar una solución pacífica que pueda garantizar el retorno al orden constitucional y evitar los riesgos imprevisibles de intervención militar en el país”, señaló la cancillería en un comunicado, en el que explicó que la iniciativa fue por encargo del presidente argelino Abdelmadjid Tebboune.

Las dos partes intercambiaron información sobre los esfuerzos diplomáticos y “acordaron continuar y fortalecer la coordinación entre los dos países en los próximos días, con el fin de aprovechar todas las oportunidades disponibles para la solución política y no desaprovechar ninguna de ellas para garantizar el restablecimiento de la seguridad y la estabilidad en Níger de manera sostenible”, concluyó la fuente.

Los tres estados que visitará pertenecen a la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (Cedeao), divida ante la opción militar como medida para devolver el orden constitucional en Níger tras el golpe de Estado del pasado 26 de julio.

Argelia, país con el que comparte más de 1.000 kilómetros de frontera, mostró su oposición desde el principio por las “incalculables” consecuencias que ésta podría acarrear en la delicada seguridad de la región.

La Cedeao mantiene sobre la mesa una eventual operación militar “quirúrgica” y “de corta duración”, si fracasa la solución diplomática.

Nigeria, Benín, Costa de Marfil y Senegal han ofrecido la disponibilidad de sus ejércitos para la posible intervención en territorio nigerino, mientras que Mali y Burkina Faso, gobernados por juntas militares, se oponen al uso de la fuerza.

La Unión Africana (UA) anunció ayer la suspensión de Níger como miembro de la organización panafricana “hasta el restablecimiento efectivo del orden constitucional”.

El autodenominado Consejo Nacional de Salvaguardia de la Patria (CNSP), que encabezó el golpe y destituyó a su presidente, Mohamed Bazoum, ha hecho caso omiso hasta ahora de las amenazas y advierte de una respuesta “enérgica” ante una posible ofensiva militar. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *