Más

Suscribirse

Redes Sociales

Bruselas esperará a septiembre para decidir si extiende o no vetos a importaciones de Kiev

La Comisión Europea (CE) aseguró hoy que esperará a septiembre para tomar una decisión sobre si prolonga o no más allá del día 15 de ese mes la prohibición temporal de importar a Polonia, Rumanía, Bulgaria, Hungría y Eslovaquia cuatro productos agroalimentarios ucranianos.

“Creo que será en septiembre, antes de que estas limitaciones expiren”, declaró el comisario europeo de Agricultura, Janusz Wojciechowski, en una rueda de prensa con motivo de la reunión de ministros del ramo de la Unión Europea que se celebra hoy en Bruselas.

Wojciechowski explicó que la Comisión elabora cada dos meses un análisis sobre el funcionamiento del mercado y que el siguiente tendrá lugar en agosto. Después se decidiría si se prolongan o no las prohibiciones.

El ministro español de Agricultura, Luis Planas, cuyo país ocupa la presidencia rotatoria del Consejo de la UE, indicó, asimismo, que el análisis de la Comisión se realizará “en agosto” y que la decisión sobre si se prolongan o no los vetos se tomará “más adelante en septiembre”.

“Estoy convencido de que en septiembre tendremos que presentar un resumen de todas las circunstancias”, afirmó Wojciechowski, en referencia a los elementos que determinarán si se alargan o no las prohibiciones.

Entre las nuevas circunstancias que se deberían tener en cuenta, el eurocomisario mencionó la decisión de Rusia el pasado 17 de julio de abandonar el acuerdo que facilitaba la exportación de cereal ucraniano a través del mar Negro.

Añadió que en septiembre también se tendrá más información sobre las cosechas de este año, ya que ahora solo se cuenta con estimaciones aproximadas.

“Se estima que la cosecha va a ser superior en 13 millones de toneladas, pero eso solo lo sabremos cuando se termine la temporada de cosecha, cuando tendremos la imagen completa”, expuso.

Polonia, respaldada por Bulgaria, Hungría, Rumanía y Eslovaquia, pidió hoy en la reunión de ministros prolongar más allá del 15 de septiembre, hasta fin de año, las medidas aprobadas por la Comisión Europea que prohíben la entrada de trigo, maíz, colza y semillas de girasol ucranianos a esos cinco países, salvo si su destino final es otro Estado.

En efecto, está prohibido desde mayo que los cuatro productos agroalimentarios de Ucrania se queden en esos cinco países de la UE y sean vendidos en sus mercados nacionales.

Sin embargo, pueden atravesar el territorio de Polonia, Rumanía, Bulgaria, Hungría y Eslovaquia si el destino final es otro Estado del club comunitario o un país tercero.

La Comisión Europea aprobó esos vetos tras las quejas de que los productos ucranianos se almacenaban en esos cinco países, en lugar de ser distribuidos a terceros Estados, lo que perjudicaba a los mercados agrarios locales.

Sobre la acogida de los Veintisiete a la petición polaca, Planas dijo hoy que entre los ministros hubo “sentimientos encontrados” y que algunos países apoyaron a Varsovia, otros se opusieron y otros no se posicionaron ni a favor ni en contra.

El ministro francés, Marc Fesneau, defendió a su llegada a la reunión las soluciones europeas frente a las unilaterales de cada país.

Pese al abandono ruso del acuerdo que permitía exportar cereal ucraniano por el mar Negro, la UE cuenta con los llamados Carriles Solidarios, una iniciativa que también facilita la salida por tierra de productos agroalimentarios ucranianos del país.

Wojciechowski dijo que hace falta apoyo ante el coste elevado del transporte a través de los Carriles Solidarios y, por ello, informó de que propondrá al resto de la Comisión Europea que dé apoyo para cubrir los costes de transporte con dinero de la Unión Europea.

También afirmó que la Unión Europea está preparada para exportar a través de los Carriles Solidarios “casi todo lo que Ucrania necesita”.

Por otro lado, durante la rueda de prensa diaria de la Comisión Europea, la portavoz Miriam García Ferrer indicó que el Ejecutivo comunitario ha recibido una carta de las autoridades ucranianas en la que se pide introducir “unos corredores verdes” para facilitar las importaciones agrícolas, de modo que los controles fitosanitarios tengan lugar en el país de destino.

“En la actualidad lo estamos analizando y daremos respuesta a su debido tiempo”, comunicó.

El portavoz Adalbert Jahnz dijo que la Comisión también ha recibido una carta de Lituania en la que se propone usar los puertos bálticos para la exportación de cereal. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *