Más

Suscribirse

Redes Sociales

Bruselas asegura que nunca se ha sentido como “la enemiga” de los agricultores

EFE/EPA/Filip Singer
EFE/EPA/Filip Singer

El vicepresidente ejecutivo de la Comisión Europea (CE) para Relaciones Interinstitucionales, Maros Sefcovic, afirmó que en el Ejecutivo comunitario nunca se han sentido como “el enemigo” de los agricultores.

“Nunca nos sentimos en la Comisión como el enemigo de los agricultores. Los vemos como los guardianes de nuestra naturaleza, como agentes económicos muy importantes. Estamos orgullosos de ellos”, declaró.

El político eslovaco se pronunció en ese sentido durante un debate en la comisión de Agricultura de la Eurocámara centrado en el diálogo estratégico sobre el futuro de la agricultura que la CE va a poner en marcha este próximo jueves.

El inicio del diálogo estratégico con diferentes partes del sector agrario se produce en un momento marcado por las protestas de agricultores en varios países de la Unión Europea.

La actual legislatura europea ha estado caracterizada por las políticas verdes, que no siempre han tenido una buena acogida en el campo.

Sefcovic subrayó que los granjeros convierten a la UE en la primera economía agrícola y que los productos agroalimentarios del club comunitario se consideran en todo el mundo “de la mejor calidad, los más limpios, los mejores y los más seguros”.

Añadió que la Comisión quiere trabajar con los agricultores “de la forma más estrecha posible” y que Bruselas les tiene “un gran respeto”.

El vicepresidente de la CE también se refirió a la propuesta que el Ejecutivo comunitario prepara para prolongar la exención de aranceles a las importaciones ucranianas, que vence el próximo junio y que se adoptó por primera vez en 2022 para apoyar a Kiev ante las consecuencias de la invasión rusa.

Sefcovic afirmó que la nueva propuesta está “en preparación”, pero reconoció que Bruselas tiene que asegurar que consigue “el equilibrio adecuado” entre el apoyo a Ucrania y a los Estados próximos que se han quejado del aumento de las importaciones de Kiev.

Confió en que se encontrará una solución que sea “justa para los países fronterizos, para todos los Estados miembros de la UE y que apoye a Ucrania”.

Países cercanos a Ucrania como Polonia, Hungría o Eslovaquia han protestado durante el último año por el aumento de las importaciones agrícolas ucranianas, que se quedaban en sus territorios a precios considerablemente más baratos que los que pueden ofrecer los productores locales, en vez de llegar a otros Estados miembros de la UE o a países terceros no pertenecientes al club comunitario.

Ante esa situación, la Comisión Europea prohibió entre mayo y septiembre de 2023 que las importaciones ucranianas de trigo, maíz, colza y girasol se quedaran en los mercados nacionales de Polonia, Rumanía, Bulgaria, Hungría y Eslovaquia. Solo podían pasar por esos cinco Estados si su destino final era otro país. EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *