Más

Suscribirse

Redes Sociales

Brasil redobla el combate a los incendios en la Amazonía en medio de una ingente sequía

EFE
EFE

La ministra de Medio Ambiente de Brasil, Marina Silva, aseguró que el Gobierno ha redoblado sus esfuerzos contra los incendios en la Amazonía, que este año se han intensificado debido al cambio climático y al fenómeno de El Niño.

“Son eventos extremos”, que han provocado una fuerte disminución del caudal de los ríos amazónicos en medio de una gran sequía y han disparado los incendios, con “consecuencias de naturaleza económica, social y medioambiental”, dijo la ministra en rueda de prensa.

Silva aseguró que muchos de los casi 3.000 focos de incendio que han sido registrados en las últimas semanas en la Amazonía pudieron haber sido provocados por agricultores que preparan terrenos para la siembra, pero también señaló que otros obedecen a la “fuerte sequía causada por El Niño”.

Según la ministra, “es una situación bastante peligrosa”, pues los incendios “provocados” se suman a “esa sequía prolongada”, que deja “mucha materia orgánica resecada” sobre la superficie del mayor pulmón vegetal del planeta.

Silva subrayó que esa situación se ha presentado en momentos en que el Gobierno ha reducido en forma drástica la deforestación en la Amazonía, que en los últimos doce meses ha caído casi un 60 % y es una de las mayores causas de incendios en la región.

A fin de combatir la emergencia, el Gobierno ha movilizado a unos 3.500 bomberos, a los que se sumarán otros 149 este fin de semana.

Esos efectivos trabajarán junto con las brigadas municipales y regionales sobre todo en el estado Amazonas, donde la situación es más delicada y las cenizas de los incendios ya llegan a Manaos, la capital regional y la ciudad más poblada de la región, con unos dos millones de habitantes.

La falta de lluvias, normal en los meses de septiembre y octubre, ha sido acentuada este año por diversos factores climáticos, como El Niño, y dejado en una situación crítica a comunidades de pescadores e indígenas situadas a la vera de los ríos.

Además de dificultar el transporte de mercancías, que circulan por ríos con sus caudales en mínimos, la sequía y la disminución del nivel de las aguas ha causado una enorme mortandad de peces, que son una importante fuente de alimentación para la población amazónica.

El Gobierno ha comenzado a auxiliar a esas comunidades con ayuda de helicópteros de la Fuerza Aérea, usados para la distribución de alimentos y otros productos esenciales.

De acuerdo a las autoridades, 60 de los 62 municipios del estado Amazonas han sido declarados “en emergencia”, una medida burocrática que facilita la redefinición de los presupuestos, a fin de liberar recursos financieros para hacer frente a la situación. EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *