Más

Suscribirse

Redes Sociales

Borrell y el enviado de la ONU en Libia abordan coordinación para estabilización del país

El alto representante de la Unión Europea (UE) para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, se reunió con el enviado especial de las Naciones Unidas para Libia, Abdulaye Bathily, a fin de abordar la situación actual en el país árabe y debatir cómo coordinar y potenciar los esfuerzos políticos para alcanzar la paz y la estabilidad.

Borrell reafirmó el apoyo “decidido e inquebrantable” de la UE a la iniciativa de facilitación que dirige Bathily entre las facciones enfrentadas en el país, y ambos reiteraron el compromiso de la UE y las Naciones Unidas de “trabajar juntos por una solución política sostenible, basada en un diálogo integrador entre libios”, indicó en un comunicado el Servicio Europeo de Acción Exterior.

Los dos diplomáticos hablaron igualmente de las devastadoras consecuencias del ciclón Daniel, que ha dejado por el momento unos 4.000 fallecidos, de los que un diez por ciento eran migrantes que residían en el país magrebí, uno de los principales puntos de partida hacia Europa por el Mediterráneo Central.

Borrell recordó que la UE respondió inmediatamente a la petición de ayuda de Libia con la activación del Mecanismo de Protección Civil de la UE.

La UE ha movilizado 5,7 millones de euros en fondos humanitarios para prestar servicios esenciales a las poblaciones afectadas.

Tanto Borrell como Bathily subrayaron la importancia de “seguir ayudando a todos los libios en estas difíciles circunstancias”.

El pasado domingo, Bathily pidió al mariscal Jalifa Haftar, hombre fuerte del este del país, “pleno acceso” a las agencias de la ONU que trabajan para “aliviar el sufrimiento de las personas” afectadas por el ciclón.

El Gobierno libio con sede en Bengasi (este) y las llamadas Fuerzas Armadas Árabes Libias -bajo el control de Haftar- han ordenado a periodistas y medios de comunicación abandonar la ciudad de Derna, la más devastada por el ciclón Daniel y donde se vinieron abajo dos presas, que arrastraron zonas residenciales enteras, puentes y carreteras hasta el mar.

Haftar, que controla política y militarmente el este del país, ha situado a su hijo Saddam como jefe del comité de respuesta para coordinar la intervención humanitaria.

Libia está divida en dos centros de poder: el Gobierno de Unidad Nacional (GUN) en el oeste, con sede en Trípoli y reconocido internacionalmente, y otro en el este del país, la zona castigada por el ciclón, controlado por Haftar, que auspicia el Ejecutivo paralelo, respaldado por el Parlamento. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *