Más

Suscribirse

Redes Sociales

Boric por histórica disminución de la pobreza: “No hay que conformarse”

El Presidente de Chile, Gabriel Boric, afirmó que los resultados de la Encuesta de Caracterización Socioeconómica Nacional (Casen) conocidos esta mañana “son una buena noticia para todos”, aunque enfatizó en que “no hay que conformarse” en tanto “sigue habiendo muchas personas en situación de pobreza en Chile”.

“Hemos alcanzado la medición más baja desde que se utiliza este instrumento y ese es un logro compartido, porque quiero decir que la Casen alcanza a tomar parte de lo que fue el final del Gobierno anterior y el año y medio que ha sido nuestro Gobierno. Por lo tanto, es una buena noticia para todos y espero que sea compartida por todos y que pensemos con visión de Estado”, señaló el mandatario chileno.

“No hay que conformarse. Que hayamos bajado a niveles históricos la pobreza, tanto la por ingresos como la multidimensional, que bajó de 20%, significa que disminuimos, pero que siguen habiendo muchas personas en situación de pobreza en Chile”, agregó.

La pobreza medida por ingresos descendió en Chile del 10,7 % alcanzado en 2020 al 6,5 % actual, lo que supone la cifra más baja desde que se tienen registros, según un informe bianual difundido hoy por el Gobierno.

“Es una buena noticia, pero no es una noticia para celebrar, porque los pobres tienen que estar primero y en particular lugares como acá en Alto Bío Bío, en donde es mayoritariamente rural y tiene índices de pobreza mucho mayores que el resto del país. Es (ahí) donde tenemos que poner el ojo y las acciones”, recalcó el jefe de Estado.

Según la Encuesta de Caracterización Socioeconómica Nacional (Casen), elaborada por el Ministerio de Desarrollo Social y la Universidad de Chile cada dos años, cerca 1,3 millones de personas viven bajo la línea de la pobreza, fijada en 216.849 pesos (cerca de 260 dólares).

“Luego de la pandemia, disminuimos 4,2 puntos porcentuales respecto al 2020 y 2 puntos porcentuales frente al año 2017, llegando al número más bajo de pobreza desde la realización de esta encuesta”, dijo el ministerio en un comunicado.

La pobreza extrema también registró una disminución, afectando al 2 % de la población (cerca de 400.000 personas), frente al 4,3 % registrado en 2020 y el 2,3 % en 2017.

Por regiones, la sureña Ñuble es la que registra una tasa por ingresos más alta (12,1 %), seguida por La Araucanía (sur) y Tarapacá (norte), con 11,6 % y 11 %, respectivamente.

“ESTAMOS AVANZANDO EN LA DIRECCIÓN CORRECTA”

Desde la comuna de Alto Biobío, una zona rural ubicada en territorio cordillerano de la región del Biobío, 600 kilómetros al sur de Santiago, Boric destacó la necesidad de “fortalecer esa clase media que logra salir de la pobreza, pero que vive en condiciones de incertidumbre con temor a volver a caer”.

“Ese es parte del desafío que tenemos como Gobierno. Esta noticia da cuenta de que estamos avanzando en la dirección correcta y que las acciones que hemos tomado para contener la inflación, recuperar empleos y estabilizar la economía, han dado resultados, a lo que se suman importantes medidas como el aumento del salario mínimo y la extensión del salario mínimo garantizado”, apuntó Boric.

En la misma línea, el mandatario hizo un llamado a todos los sectores para alcanzar un acuerdo “prontamente” respecto a las esperadas reformas de pensiones y tributaria, en tanto “porque parte importante de la pobreza en Chile está concentrada en personas mayores que trabajaron toda una vida y que, sin embargo, reciben el día de hoy pensiones de miseria”.

Finalmente, el presidente aseguró que el Gobierno “va a continuar empujando políticas que combatan la desigualdad y la pobreza, como lo han hecho otros gobiernos a lo largo de la historia, y, por lo tanto, me alegro de estos resultados, pero no nos quedamos tranquilos”.

La encuesta, realizada entre noviembre y febrero pasados a más de 70.000 hogares, reveló además un descenso en la pobreza multidimensional, que tiene en cuenta otros factores aparte de los ingresos como la educación, la salud y la vivienda y que pasó del 20,3 % en 2017 a un 16,9 % en 2022.

La economía chilena se recuperó más rápido de lo esperado tras la pandemia, con un aumento histórico de 11,7 % en 2021, pero en 2022 se comenzó a ralentizar y cerró con un crecimiento del 2,4 %.

Las ayudas económicas entregadas por el Gobierno chileno para paliar el impacto de la crisis, así como los retiros anticipados de los fondos de pensiones, impulsaron considerablemente el consumo y la inflación, a lo que se suman los efectos de la guerra en Ucrania.

Para este año, el Banco Central chileno estima que el producto interior bruto (PIB) variará entre un -0,5 y un 0,25 %. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *