Más

Suscribirse

Redes Sociales

Boluarte dice que se verificará si hubo uso innecesario de la fuerza contra manifestantes

Fuente: EFE
Fuente: EFE

La presidenta de Perú, Dina Boluarte, declaró que “está en investigación y se verificará” si hubo un uso “innecesario y desproporcionado” de la fuerza contra los manifestantes que salieron a protestar contra su gobierno, tal como señaló un informe de la Oficina de Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Durante un viaje de trabajo al norte del país, Boluarte respondió a los periodistas que, sobre esos puntos particulares, del informe de Naciones Unidas, “están en investigación y se verificará”.

“Pero también indican que el gobierno peruano ha reaccionado rápidamente para poder atender a las victimas de esa situación y a los heridos”, agregó la jefa de Estado.

Las protestas dejaron más de 70 fallecidos en el país, 49 de los cuales fueron a raíz de enfrentamientos directos con las fuerzas armadas y policiales, además de decenas de heridos y detenidos.

Un informe publicado el jueves por la Oficina de Naciones Unidas para los Derechos Humanos señaló que las autoridades peruanas “restringieron indebidamente los derechos humanos de los manifestantes” durante las protestas.

El reporte agregó que en las manifestaciones, iniciadas tras el fracasado intento de autogolpe y la posterior destitución y arresto del expresidente Pedro Castillo, las fuerzas de seguridad hicieron un uso “innecesario y desproporcionado” de la fuerza, incluida la fuerza letal.

Boluarte expresó que, en las protestas, “quienes las han promovido han sido personas en menor cantidad a la gran mayoría que quería vivir en paz”.

Además, comentó que reconoce los informes que han dado otros organismos, como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, “hemos atendido sus recomendaciones, pero sí discrepamos en tres puntos que los di a conocer a la población peruana”.

En mayo pasado, la presidenta dijo, sobre el informe de la CIDH, que rechazaba “la supuesta existencia de ejecuciones extrajudiciales y la calificación de masacre, aún cuando se menciona de manera condicional en los hechos ocurridos durante las protestas”.

Boluarte y el presidente del Consejo de Ministros, Alberto Otárola, son investigados por la fiscalía de la Nación por presunto genocidio, a raíz de las muertes de los manifestantes en varias ciudades peruanas, y han acudido a varias diligencias para responder sobre su responsabilidad política en los hechos. EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *