Más

Suscribirse

Redes Sociales

Bolsonaro habla en evento conservador en un club de Trump en Miami

El expresidente de Brasil Jair Bolsonaro hablará este viernes en un evento en Miami-Dade organizado por el grupo conservador Turning Point USA en un club de golf perteneciente al consorcio empresarial de Donald Trump, expresidente de EE.UU., del que es un declarado admirador.

Bolsonaro, que se encuentra en EE.UU. desde el 30 de diciembre pasado y está pendiente de un “cambio de visado” solicitado por su abogado en enero para permanecer más tiempo en este país, será el protagonista central del evento “Power of the People” (“El poder del pueblo”) en el club Trump National en Doral, condado de Miami-Dade.

El expresidente Trump, por ahora el único candidato a la nominación republicana en las presidenciales de 2024, ha mantenido silencio sobre la llegada a EE.UU. de Bolsonaro y no está relacionado al menos públicamente con el evento de este viernes, que comenzará a las 17.00 hora local (22.00 GMT).

Las instalaciones del club Trump National en Doral se pueden alquilar para distintas actividades.

Turning Point USA, una entidad dirigida por Charlie Kirk, un escritor y comentarista político conservador, ha presentado el evento como el primer acto público de Bolsonaro después de las elecciones presidenciales celebradas en Brasil en 2022, en las que fue derrotado por el izquierdista Luiz Inácio Lula da Silva.

Esta misma semana Bolsonaro, que abandonó Brasil siendo todavía presidente y no participó en la transmisión del mando a Lula da Silva el 1 de enero, fue homenajeado en Orlando (Florida) por unos 600 compatriotas suyos.

El expresidente ultraderechista se ha instalado en esa ciudad del centro de Florida, en casa del luchador de artes marciales mixtas José Aldo.

Durante el homenaje dijo que no tiene pensado regresar a Brasil por un tiempo, pero no se va a retirar de la política activa en su país.

REVÉS POLÍTICO Y VISITA DE LULA A EE.UU.

Sobre el Gobierno de Lula, que la próxima semana visitará Washington y se reunirá con el presidente de EE.UU., Joe Biden, aseguró: “pueden estar seguros (…) si sigue en la línea que demostró en estos primeros 30 días no durará mucho”.

Sin embargo, Bolsonaro sufrió esta semana un revés político pues su candidato a presidir el Senado, Rogerio Marinho, fue derrotado por Rodrigo Pacheco, que fue reelegido para un nuevo mandato de dos años con el apoyo del oficialismo, y en la Cámara Baja fue reelegido el diputado derechista Arthur Lira, que llegó a ser un importante aliado suyo, pero ahora contó con el apoyo de Lula.

La presencia de Bolsonaro en Estados Unidos se ha vuelto más controvertida a raíz del ataque a los tres poderes en Brasilia que protagonizaron cientos de sus seguidores a comienzos de enero para derrocar al Gobierno de Lula.

En una carta dirigida al presidente de EE.UU., Joe Biden, tras los incidentes en Brasilia, un grupo de 46 legisladores demócratas pidió que se le revocara la visa con el argumento de que no se le puede dar refugio a líderes “autoritarios” que “inspiran hechos de violencia contra las instituciones democráticas”.

A petición de la Fiscalía, el pasado 14 de enero, la Corte Suprema de Brasil incluyó al expresidente brasileño en la lista de investigados por la intentona golpista.

Bolsonaro estaba ya en Orlando cuando manifestantes “bolsonaristas” que no aceptan la derrota de su líder en las elecciones de octubre pasado invadieron las sedes de los tres poderes estatales en Brasilia con el fin de acabar con el Gobierno de Lula.

“Las manifestaciones pacíficas, dentro de la ley, son parte de la democracia. Sin embargo, el vandalismo y las invasiones de edificios públicos como las ocurridas hoy, así como las practicadas por la izquierda en 2013 y 2017, escapan a la regla”, manifestó el exmandatario en sus redes sociales el mismo día de los sucesos, el domingo 8 de enero.

El capitán retirado del Ejército, que dejó el poder el pasado 1 de enero, también repudió en su mensaje “las acusaciones, sin pruebas” vertidas por el actual jefe de Estado, quien afirmó que su predecesor “estimuló” los actos golpistas de sus partidarios más radicales. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *