Más

Suscribirse

Redes Sociales

Bolivia inicia exploración de hidrocarburos en un pozo en una reserva natural

La estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) informó este sábado sobre el inicio de la perforación exploratoria en el pozo Astillero X1 (AST-X1) que se encuentra en una parte de la reserva natural Tariquía, en la región sureña de Tarija.

La actividad, ejecutada por YPFB Chaco, subsidiaria de la estatal boliviana, busca evaluar el potencial hidrocarburífero de las formaciones Huamampampa, Icla y Santa Rosa en la estructura Astillero-Domo Tarija, explicó el presidente de YPFB, Armin Dorgathen.

“Con el objetivo de incrementar y reponer nuestras reservas de gas, estamos explorando la presencia de hidrocarburos en esas formaciones profundas”, indicó Dorgathen, citado en un comunicado de prensa de YPFB.

Según Dorgathen, la perforación comenzó el pasado 24 de marzo y se prevé que tenga una duración de 374 días, en los cuales se calcula alcanzar una profundidad de 6.200 metros.

La inversión en el proyecto es de unos 67 millones de dólares y el área explorada tiene un “potencial recurso de gas in situ” de 2 trillones de pies cúbicos (TCF) y un volumen recuperable de 1 TCF, según la petrolera boliviana.

Si se confirma la presencia de hidrocarburos en Astillero-Domo Tarija, el siguiente paso será la delimitación de la extensión de estructura con la perforación de pozos delimitadores y su posterior desarrollo, indicó YPFB.

Te podría interesar: Argentina elegirá en octubre «entre dos oficialismos», según jefe de gabinete

Según la firma, el proyecto AST-X1 contempla actividades de prospección exploratoria en tres fases durante los próximos siete años “en el área desplegada en una zona tradicional hidrocarburífera, ubicada en las provincias Arce y Gran Chaco del departamento de Tarija”.

La estatal aseguró que las actividades dentro de este proyecto se realizan “en apego estricto a la normativa ambiental vigente en coordinación con las autoridades locales, la Dirección de la Reserva Nacional de Flora y Fauna Tariquía”.

YPFB defendió que sus “políticas socio ambientales” aportan “al desarrollo de las comunidades que forman parte del área de influencia de las operaciones de los proyectos del Área Astillero”.

En su momento, las autoridades bolivianas aseguraron que la actividad en la reserva ocupará el 0,004 % de su superficie, pero el proyecto ha sido rechazado varias veces por algunas comunidades indígenas de la zona y activistas ambientalistas.

Situada en el suroeste de Tarija, Tariquía fue declarada como reserva nacional de flora y fauna mediante una ley promulgada en 1989.

Este parque posee una extensión de 246.870 hectáreas en las que alberga 867 especies de fauna y otras 609 de flora, según datos del Servicio Nacional de Áreas Protegidas de Bolivia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *