Más

Suscribirse

Redes Sociales

Blinken dice a Abás que EEUU busca reducir daño a los civiles de ofensiva israelí en Gaza

EFE
EFE

El secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken, aseguró hoy que su país quiere que se reduzca el daño a los civiles de la ofensiva israelí sobre Gaza y se agilice la entrega de ayuda humanitaria a la Franja, durante una reunión en la ciudad cisjordana de Ramala con el presidente palestino, Mahmud Abás.

“El secretario Blinken analizó los esfuerzos para minimizar el daño a los civiles en Gaza y acelerar la entrega de asistencia humanitaria a los civiles palestinos de toda la Franja”, informó un portavoz del Departamento de Estado estadounidense en un comunicado.

El máximo representante de la diplomacia estadounidense reiteró su apoyo a la creación de un Estado palestino propio según la solución de dos Estados “junto a Israel”, para que ambos “vivan en paz y seguridad”.

También reiteró la postura de EEUU de que “todos los ingresos fiscales” de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) recaudados por Israel -y que ahora el Gobierno israelí bloquea- le “deben ser transferidos consistentemente”.

Por su parte, Abás alertó a Blinken del riesgo de desplazamiento forzoso de la población palestina de Gaza, donde más del 85 % de sus habitantes están evacuados en el sur del enclave por la guerra.

“El presidente Abás advirtió sobre el peligro de las medidas tomadas por las autoridades de ocupación israelíes destinadas a desplazar al pueblo palestino de la Franja de Gaza o Cisjordania, incluida Jerusalén, que fueron reveladas por declaraciones emitidas por ministros y funcionarios israelíes, que piden la expulsión del pueblo palestino de su tierra”, indicó la agencia oficial palestina Wafa.

“No permitiremos que esto suceda”, destacó Abás.

Después de reunirse ayer con los lideres israelíes, incluido el primer ministro, Benjamín Netanyahu, Blinken acudió hoy a Ramala en el marco de una gira regional que ya le ha llevado a Turquía, Jordania, Catar o Emiratos Árabes Unidos.

Está previsto que visite Egipto y Baréin en sus intentos de evitar que la guerra se expanda a un segundo frente en la frontera entre Líbano e Israel, que vive su mayor intercambio de fuego desde 2006 y donde han muerto más de 200 personas en tres meses de hostilidades.

Abás, líder del partido Fatah que domina la ANP -que gobierna en partes reducidas de Cisjordania ocupada-, insistió también en la necesidad de “acelerar la entrada de ayuda humanitaria” en Gaza y facilitar el funcionamiento de hospitales y centros de evacuación, colapsados y afectados por la falta de medicinas, alimentos y agua.

La ANP no tiene control sobre la Franja, gobernada de facto por el grupo islamista Hamás desde 2007.

Sin embargo, EEUU y parte de la comunidad internacional abogan por el retorno de la ANP a la Franja, cuando termine la guerra, para evitar el retorno de Hamás u otros grupos extremistas al poder, pero también la colonización por parte de Israel, que desmanteló sus últimos asentamientos en el interior del enclave en 2005.

No obstante, Netanyahu no parece dispuesto a ceder el control a la ANP y insiste en que Israel debe mantener el control de la seguridad en la Franja.

En una rueda de prensa en Tel Aviv anoche, Blinken afirmó que la Autoridad Palestina “tiene la responsabilidad de reformarse y mejorar su gobernanza”, pero mantuvo la apuesta de EEUU en que una ANP “renovada y revitalizada” se haga con el control de la Franja.

A su vez, cientos de palestinos marcharon por las calles de Ramala en protesta por la visita de Blinken con carteles que decían “Blinken, no eres bienvenido aquí”. EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *