Más

Suscribirse

Redes Sociales

Blinken: Atribuimos la responsabilidad de la seguridad de Bazoum a los militares en Níger

El secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, afirmó que su país le ha “dejado claro” a los líderes militares de Níger que les atribuirá la responsabilidad de “la seguridad y el bienestar” del depuesto presidente Mohamed Bazoum.

En respuesta a una pregunta de EFE, Blinken dijo en una rueda de prensa que él mismo ha tenido ocasión de hablar con Bazoum una media docena de veces, la última el martes pasado, después de que a finales de julio el presidente de Níger fuera depuesto por los militares, que han creado una junta castrense que gobierna el país.

El jefe de la diplomacia estadounidense manifestó la “profunda” preocupación de su Gobierno por Bazoum y su familia.

Agregó que en sus conversaciones han hablado de la “restauración del orden constitucional” y recordó que la subsecretaria de Estado de EE.UU., Victoria Nuland, visitó esta semana Níger, donde tuvo ocasión de verse con algunos de los líderes militares para exigirles que restauren el orden constitucional.

Durante su visita a Níger, la diplomática se reunió durante unas dos horas con el autoproclamado jefe de Defensa de la junta, Moussa Salaou Barmou, y otros tres generales que lo apoyan.

Nuland intentó encontrarse con el autoproclamado líder de la nueva junta militar, el general Abdourahamane Tchiani, pero no se le permitió hacerlo.

También trató de verse con Bazoum, quien se encuentra en arresto domiciliario, pero se le negó el acceso. No obstante, Nuland pudo hablar por teléfono con él y conocer de primera mano “su perspectiva” sobre lo que ha ocurrido en Níger y lo que podría deparar el futuro.

Desde el golpe de Estado del pasado 26 de julio, Estados Unidos ha afirmado mantener abiertas las vías para el diálogo, pero también ha intentado ejercer presión sobre la junta militar, congelando más de 1.000 millones de dólares en programas de asistencia al gobierno hasta nuevo aviso.

El golpe de Estado en Níger estuvo encabezado por el autodenominado Consejo Nacional para la Salvaguardia de la Patria (CLSP), que anunció la destitución del presidente Bazoum, la suspensión de las instituciones, el cierre de las fronteras (que luego se reabrieron) y un toque de queda nocturno hasta nueva orden.

Níger se convirtió así en el cuarto país del oeste de África liderado por una junta militar, después de Mali, Guinea-Conakri y Burkina Faso, donde también hubo golpes de Estado entre 2020 y 2022. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *