Más

Suscribirse

Redes Sociales

Biden se acerca a Erdogan y logra simplificar el camino de Ucrania a la OTAN

El presidente estadounidense, Joe Biden, escenificó un acercamiento con su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, y consiguió que los líderes de la OTAN acordaran simplificar el proceso para que Ucrania ingrese eventualmente en la organización, pero sin hacer promesas sobre fechas concretas.

La agenda de Biden el primer día de la cumbre de mandatarios de la OTAN en Vilna, que empezó hoy y terminará mañana, estuvo marcada por la decisión de Turquía de levantar el veto a la adhesión de Suecia al club transatlántico, la promesa estadounidense de entregar a Ankara los cazas F-16 y el debate en torno a la adhesión de Ucrania.

ACERCAMIENTO ENTRE BIDEN Y ERDOGAN

Uno de los encuentros más importantes que tuvo Biden fue con Erdogan, quien aprovechó para declarar ante los medios de comunicación su intención de abrir “una nueva era” en la relación entre los dos países.

Sentado al lado de Biden y con el logo de la OTAN y las banderas de los dos países de fondo, Erdogan empezó sus declaraciones agradeciendo al líder estadounidense que le felicitara por su victoria en las elecciones presidenciales de mayo, con lo que podrá seguir gobernando otros cinco años.

“Señor presidente, mi querido amigo, lo primero que quería es agradecerle por felicitarme después de las elecciones para mi puesto actual. Estoy agradecido por los mensajes de felicitación que me ha enviado”, empezó Erdogan.

El político islamista, que ya lleva 20 años en el poder, continuó diciendo que “ya es hora” de que los jefes de Estado de Turquía y Estados Unidos se reúnan más a menudo y consideró que, por eso, el encuentro entre ambos hoy “es un primer paso adelante”.

“Nuestras reuniones anteriores eran meros calentamientos, pero ahora estamos iniciando una nueva era”, subrayó Erdogan.

El encuentro se produjo después de que Erdogan decidiera desbloquear el ingreso de Suecia a la Alianza Atlántica.

El anuncio sobre la decisión de Turquía lo hizo el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, el lunes por la noche, un día antes del inicio de la cumbre de la OTAN y después de una reunión a tres bandas entre el propio Stoltenberg, Erdogan y el primer ministro sueco, Ulf Kristersson.

LA PROMESA DE LOS F-16

Según dijo  el asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan, Estados Unidos ha jugado un papel muy importante en esas negociaciones para desbloquear la candidatura sueca.

“Si bien este acuerdo ha sido el producto de conversaciones directas entre Noruega, Turquía y la OTAN, lo cierto es que Estados Unidos ha jugado un papel muy significativo”, manifestó Sullivan en una rueda de prensa.

Erdogan oficialmente había dicho que su veto a Suecia obedecía a la postura laxa que, a su juicio, el país nórdico tenía con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), una guerrilla que está considerada grupo terrorista por Turquía, Suecia, la Unión Europea y Estados Unidos.

Sin embargo, el Gobierno de Biden sabía que tenía en la recámara una forma de hacer que Erdogan cambiara de opinión: la venta de los sofisticados aviones de combate F-16 de fabricación estadounidense, que Turquía necesita para renovar su fuerza aérea y que el Congreso estadounidense ha estado bloqueando.

Según explicó Sullivan, Biden hizo un esfuerzo en los últimos días para enviar a Erdogan un mensaje “claro e inequívoco” de que él apoyaba la venta de esos aviones a Turquía y tenía intención de negociar con el Congreso para que la transacción saliera adelante.

Biden y Erdogan ya hablaron el domingo casi una hora por teléfono y, sin duda, el líder turco ha copado buena parte de la atención de la Casa Blanca en los últimos días.

ABRIR EL CAMINO A UCRANIA EN LA OTAN

El otro líder que ha ocupado la mente de Biden es el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, quien llegó  a Vilna y con el que el líder estadounidense se reunirá el miércoles.

En los últimos días, el debate en el seno de la OTAN se centró en decidir qué lenguaje se incluiría en el comunicado oficial de la cumbre para mostrar un compromiso con la entrada de Ucrania en la organización cuando acabe la guerra con Rusia, pero sin que quedara en palabras vacías.

La propuesta que había respaldado Biden fue finalmente la que salió adelante, según dijo a EFE un alto funcionario estadounidense.

En concreto, en su comunicado oficial, la OTAN anunció que se simplificará el proceso de adhesión de Ucrania mediante la eliminación del llamado plan de acción para la adhesión (MAP, en inglés), lo que significaría que Kiev no tendría que participar en un programa de varios años para demostrar que ha llevado a cabo las reformas necesarias para unirse a la alianza militar.

El MAP, establecido en 1999, ha ayudado a varias antiguas repúblicas soviéticas a unirse a la OTAN, y actualmente Bosnia y Herzegovina está participando en ese programa. Sin embargo, Suecia y Finlandia no tuvieron que participar en él para solicitar su ingreso en la organización.

En su comunicado, la OTAN no estableció un calendario para el ingreso de Ucrania, pese a las peticiones de Zelenski, y estableció que Kiev solo podrá ingresar cuando cumpla las condiciones necesarias. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *