Más

Suscribirse

Redes Sociales

 Baker Hughes niega conflicto de interés en alquiler a hijo de Obrador

La empresa Baker Hughes descartó este lunes, tras una investigación, cualquier “conflicto de interés” entorno a sus contratos con Petróleos Mexicanos (Pemex) y el alquiler de una casa en Houston (Estados Unidos) al hijo mayor del presidente Andrés Manuel López Obrador propiedad de un directivo de la compañía.

“Revisamos los contratos que han salido en los medios que hemos tenido con Pemex y les puedo decir que no hemos encontrado ningún conflicto de interés, nada irregular y totalmente de acuerdo con las leyes mexicanas”, declaró en una conferencia de prensa de Pemex el vicepresidente de Baker Hughes para México y Latinoamérica, Bob Pérez.

El hijo del mandatario, José Ramón López Beltrán y su esposa Carolyn Adams vivieron en la vivienda a Keith Schilling, exejecutivo de la compañía, quien según la auditoría realizada por el grupo R. McConell -una compañía “con más de 50 años de experiencias en este tipo de investigaciones”, dijo Pérez- “no tuvo ninguna actividad” con los negocios de Baker Hughes en México ni “ningún contacto” con Pemex.

Te podría interesar: La CDMX se mantiene en semáforo naranja y anuncia 14 medidas para evitar contagios

No “hemos encontrado ninguna conexión entre Baker Hughes y la renta y ninguna relación entre Schilling y el mercado mexicano, o Pemex, o que él tuviese conocimiento de que él (López Beltrán) tuviese una relación con familiares de las autoridades”, continúo Pérez.

Schilling, explicó la empresa, se incorporó en 2016 y dejó la compañía el 31 de diciembre de 2019. Asimismo, el ejecutivo nunca trabajó en ningún área relacionada con México ni clientes mexicanos.

“Durante su tiempo en Baker Hughes trabajó en nuestro grupo de Norteamérica y en la empresa México no está en nuestro grupo de Norteamérica, está en el de Latinoamérica”, detalló Pérez.

El directivo fue el líder de Baker Hughes en Canadá en el año 2019. “Anteriormente, fue director comercial y de ventas en la empresa para la región de Norteamérica, la cual, de manera interna, atiende exclusivamente a Estados Unidos y Canadá”, matizaron.

“Baker Hughes no tuvo ninguna participación en la transacción de arrendamiento mencionado. La residencia en cuestión nunca ha sido propiedad, ni ha sido gestionada directa o indirectamente por la empresa”, mencionó Baker Hughes en un comunicado.

Además, detallaron que la empresa nunca fue consultada ni tuvo conocimiento de la transacción de arrendamiento. “La empresa tuvo conocimiento de dicha transacción cuando esta apareció en los medios de comunicación al ser una operación entre privados”, aseguraron.

 Baker Hughes niega conflicto de interés en alquiler a hijo de Obrador
Fuente: EFE

ESCÁNDALO POR CASA EN HOUSTON

El escándalo rodea al hijo mayor de López Obrador, desde finales de enero, cuando Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) y el medio Latinus, del periodista Carlos Loret de Mola, informaron que el hijo del mandatario vivió en 2019 en Houston en la casa del ejecutivo de Baker Hughes, que ese año amplió un contrato de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Tanto López Obrador como Pemex, además del propio hijo, negaron anteriormente cualquier vínculo entre la compañía estatal y el primogénito.

Te podría interesar: Carlos Chamorro sale de Nicaragua otra vez en medio de ola de arrestos

El presidente dijo recientemente que “no existe ningún problema” que la Fiscalía General de la República (FGR) investigue a su hijo por el posible conflicto de interés y calificó a sus oponentes como “frustrados” al considerar que dedican dinero y esfuerzos para desprestigiarlo.

Sin embargo, este lunes la empresa dijo en la conferencia que ninguna autoridad los ha buscado.

Además, López Beltrán, negó la semana pasada mediante un comunicado tener alguna injerencia en el gobierno de México y reveló que, desde el 2020, trabaja como asesor legal de la empresa KEI Partners.

“Soy un ciudadano privado, y no tengo injerencia alguna en el Gobierno de México. Mis ingresos provienen al cien por ciento de mi trabajo en Houston. No hubo, ni habrá conflicto de interés”, relató.

La semana pasada, MCCI reveló nuevos vínculos entre Daniel Chávez, empresario fundador del consorcio turístico Grupo Vidanta afín al Gobierno de López Obrador y al hijo mayor del mandatario,

Grupo Vidanta, recibió en 2020 la ampliación por 15 años de una concesión de permisos turísticos en los estados de Jalisco y Nayarit, “otorgados el mismo año en que el hijo de López Obrador obtuvo la visa para trabajar en Estados Unidos por gestión e invitación de KEI Partners”, una empresa inmobiliaria fundada en Houston por los hijos del fundador de Vidanta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *