Avances en Oriente Medio: Israel presenta acuerdos ambientales con personas árabes

243 vistas
4 min lectura
Fuente: PIXABAY

Naciones Unidas, 19 ene.- Israel presentó este miércoles ante el Consejo de Seguridad de la ONU el reciente acuerdo de tipo ambiental entre su país, Emiratos Árabes Unidos y Jordania como un ejemplo para avanzar en la paz en Oriente Medio, una región muy afectada por la crisis climática, la escasez de agua y la desertificación.

El embajador israelí ante la ONU, Gilad Erdan, señaló que este acuerdo alcanzado en noviembre de «agua por electricidad» muestra que hay muchas cosas que pueden lograrse en la región «cuando hay una voluntad de nuestras naciones de trabajar juntos», mientras que -dijo- los palestinos tienen prioridades diferentes.

Erdan, que en su discurso blandió un ladrillo de hormigón para acusar a los palestinos de utilizar también rocas mayores que simples piedras como «armas terroristas».

Además, se quejó de que la comunidad internacional en general no preste suficiente atención a los ataques que -según él- sufre a diario Israel, y que responden a que en las escuelas palestinas los niños aprenden el odio y la violencia.

La representante de Emiratos Árabes, Lalla Nusseibah, también alabó estos acuerdos y se explayó sobre el ataque sufrido el lunes en el aeropuerto de Abu Dabi y perpetrado por los hutíes yemeníes apoyados por Irán -que se saldó con tres muertos-, demostrando que cada vez son más las cuestiones que unen a su país y a Israel, país con el que mantiene relaciones diplomáticas desde 2020.

Nusseiban no dijo, sin embargo, que el acuerdo de agua por electricidad que su país ha apadrinado fue mal recibido en Jordania, donde cientos de personas salieron a las calles nada más darse a conocer su contenido: la construcción de una planta solar que generará 600 megavatios de electricidad en Jordania para exportarla a Israel y un programa de desalinización en Israel para ofrecer al país vecino 200 millones de metros cúbicos de agua.

Por lo demás, la discusión del día en el Consejo de Seguridad se convirtió en un nuevo diálogo de sordos en el que palestinos e israelíes cruzaron sus acusaciones mutuas y responsabilizaron al otro del ciclo de violencia en la zona, aunque prácticamente todos los que intervinieron en el Consejo coincidieron en una petición explícita a Israel.

Así, pidieron al Gobierno israelí cesar la construcción de asentamientos en territorio palestino y el desalojo y demolición de viviendas palestinas, que continúan con el nuevo Gobierno de coalición, tanto en Jerusalén como en Cisjordania.

El coordinador de la ONU para el proceso de paz en Oriente Medio, Tor Wennesland, dedicó una gran parte de su intervención a detallar estas actividades de Israel, aunque no dejó de criticar los frecuentes ataques de palestinos contra israelíes, «tanto colonos como civiles».

Para Wennesland, todo esto son problemas que deben resolverse a corto plazo, pero sin olvidar «el objetivo último: poner fin a la ocupación (de Palestina) y avanzar en la solución de los dos estados con base en las resoluciones de la ONU, la legalidad internacional y los compromisos previos».

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Noticia anterior

Pese a menor letalidad, OMS mantiene la emergencia internacional por COVID

Siguiente noticia

Gobierno de Biden promete que reforma migratoria sigue siendo una «prioridad»