Más

Suscribirse

Redes Sociales

Autoridades detienen a presunto líder del Cártel de Caborca

Autoridades mexicanas capturaron este domingo a Rodrigo Omar, alias el “R”, presunto lugarteniente del narcotraficante Rafael Caro Quintero en Sonora, líder del Cártel de Caborca o “La Plaza” al que se le responsabiliza de la violencia en el noroeste y el Caribe de México.

La Mesa de Seguridad en Sonora confirmó a través de sus redes sociales oficiales la detención del presunto criminal, quien estaba considerado entre los objetivos prioritarios de captura para el Ejército Mexicano, la Secretaría de Marina, la Guardia Nacional y la Fiscalía General de la República, por ser generador de violencia en Sonora y Quintana Roo.

“Rodrigo Omar ‘N’, alias el ‘R’, lugarteniente del grupo criminal de Rafael Caro Quintero, líder del cártel de Caborca, fue detenido por el delito de delincuencia organizada por elementos de la Marina este domingo, en la zona metropolitana de Guadalajara”, precisó el organismo en su mensaje.

Identificado por los cuerpos de inteligencia con el nombre de Rodrigo Omar Páez Quintero, alias “El R”, presuntamente es el encargado de reconstruir el legado criminal de su tío, Rafael Caro Quintero, al frente del Cártel de Caborca o “La Plaza”.

A estos grupos se les atribuye la violencia que ocurre en el desierto entre Sonora y Arizona en los Estados Unidos, donde los grupos criminales antagónicos han protagonizado varías batallas por el control de esta región para el trasiego ilegal de droga, armas, dinero y migrantes indocumentados.

Pero también se les acusa de la violencia que ocurre en el Caribe mexicano, principalmente en la zona turística de Cancún y Playa del Carmen en Quintana Roo, a donde el Cártel de la Plaza ha buscado extender sus operaciones, principalmente por el rentable negocio del narcomenudeo y el control de la zona por sus puertos marítimos.

Otras de las “plazas” porteñas que el cártel de Caborca controla, es Guaymas y Empalme en Sonora, que en los últimos años ha visto incrementado los homicidios dolosos y desapariciones de hombres o mujeres.

Pero también delitos de alto impacto, como el ataque al ex comandante de policía, oficial de la Secretaría de Marina, Andrés Humberto Cano Ahuir, a quien el cártel intentó matarlo, pero falló en su intento.

Durante la refriega murió la joven feminista Marisol Cuadras, además que otra activista resultó herida y un reportero fue alcanzado por las balas.

Tras la captura de Rafael Caro Quintero, la fracción de “La Chapiza” del Cártel de Sinaloa arremetió contra “La Plaza” o “el Cártel de Caborca” para intentar desplazarlos de esta región.

Sin embargo, diversos informes de inteligencia han establecido que los esfuerzos de “los menores” hijos de Joaquín Guzmán han sido infructuosos porque la familia Quintero y “el narco de narcos” tiene décadas dominando todas las rutas desérticas entre Sonora y Arizona. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *