Más

Suscribirse

Redes Sociales

Autoridades argentinas “priorizan” vacunar por encefalomielitis equina “donde haya brotes”

Fuente: Pexels
Fuente: Pexels

Las autoridades sanitarias “priorizan” la vacunación contra la encefalomielitis equina “donde haya brotes”, según explicaron a EFE fuentes del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), después de que Argentina declarase la emergencia sanitaria en todo el país.

Ante reportes en zonas de la provincia de Buenos Aires que indican falta de vacunas, fuentes del organismo manifestaron que la prioridad para su aplicación está en las zonas donde ya hay casos de encefalomielitis equina, una virosis febril que afecta a los caballos y puede ser trasmitidos a humanos.

“Las cámaras de productos veterinarios se encuentran trabajando en la elaboración, importación y distribución en el menor tiempo posible y los equipos, desde el Senasa, agilizaron los procedimientos para la autorización de los lotes de vacunas que realiza el Laboratorio Nacional” que la entidad tiene en la localidad de Martínez (provincia de Buenos Aires), indicaron.

En Argentina, dos laboratorios producen las vacunas necesarias para prevenir el virus; además, hay otro que las importa.

Según se publicó en el Boletín Oficial, el Senasa estableció la emergencia sanitaria en todo el país, junto a medidas que restringen el movimiento y concentración de animales equinos y que permiten el “control, vigilancia y prevención para controlar la enfermedad”.

Un brote del virus fue detectado en las provincias de Corrientes, Santa Fe y Córdoba el sábado pasado, aunque también existen casos sospechosos en Entre Ríos y en el vecino Uruguay.

La encefalomielitis equina, una enfermedad exótica en Argentina, posee tres variantes y puede trasmitirse a las personas a través de las picaduras de mosquitos con baja letalidad en humanos, pero con síntomas graves que deterioran la salud del infectado.

En la variante Este, los síntomas que acarrea son fiebre, dolores de cabeza, escalofríos, náuseas, vómitos, pérdidas severas del apetito y hasta dificultades respiratorias, mientras que en la Oeste se suman deficiencias neurológicas focalizadas, desorientación, temblores, convulsiones y parálisis corporal.

En el caso del ganado equino, la variable Este tiene una tasa de letalidad del 90 % y en la variable Oeste sólo entre un 20 a 30 % puede llegar a morir, aunque en la mayoría de los casos los caballos quedan convalecientes y con secuelas.

Por último, en la variante llamada Venezuela, que nunca estuvo presente en el país suramericano, la tasa de mortalidad varía entre el 40 y 90 %.

El Senasa se encuentra coordinando disponibilidad inmediata y mayor distribución de vacunas con las cámaras veterinarias del país e instó al sector agropecuario a extremar el control de poblacional de mosquitos, las medidas de higiene y desinfección del ganado equino. EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *