Autor de ataque en Nueva Zelanda afirma que se declaró culpable bajo coacción

73 vistas
4 min lectura
Fotografía: EFE

Brenton Tarrant, autor del ataque supremacista en 2019 en Nueva Zelanda, dijo que se declaró culpable del asesinato de 51 musulmanes a raíz del supuesto maltrato que recibió mientras esperaba el proceso judicial, y ahora sopesa apelar su condena a cadena perpetua, informan hoy medios locales.

El abogado de Tarrant, Tony Ellis, envió un documento detallando las preocupaciones de su cliente respecto al trato que le dan las autoridades neozelandesas a la jefe de los jueces de instrucción de Nueva Zelanda, Deborah Marshall, a cargo de una investigación forense sobre este asesinato masivo, informa Radio New Zealand.

Ellis, quien acaba de asumir la defensa de Tarrant, explicó en el texto que le recomendó a su cliente apelar la sentencia a cadena perpetua sin derecho a fianza impuesta en agosto de 2020 por 51 cargos de asesinato, 40 de tentativa de asesinato y uno por terrorismo, al alegar que atenta contra sus derechos.

El letrado explicó que Tarrant asegura haber sido víctima de «un trato inhumano y degradante» durante su reclusión, lo que a su parecer previene tener un proceso justo.

El supremacista se apoya en argumentos como la supuesta retención de documentos claves para la investigación judicial, la falta de acceso a su abogado, su confinamiento en una celda solitaria, así como el hecho de que se le nombre como «individuo» en los documentos oficiales.

En los documentos de la comisión gubernamental que investigó el atentado no se le nombra directamente a Tarrant, a quien tras su condena, la primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern, instó a la población a no mencionar su nombre para evitar que logre la notoriedad que buscaba.

«No es nada digno que te quiten el nombre, es una parte inherente a tu identidad, y no muestra ningún respeto por el señor Tarrant»,

dijo su abogado en declaraciones citadas por Radio New Zealand, al recalcar que el supremacista australiano ya ha sido juzgado y sentenciado y tiene derecho a ser «tratado como humano».

Sin embargo, la juez le respondió a Ellis que la terminología usada para referirse a Tarrant no supone «una grave ofensa a sus derechos humanos» ni tampoco es relevante para la próxima investigación judicial del caso.

La juez, quien apuntó que una potencial apelación de Tarrant causaría angustia a las víctimas del atentado, tiene previsto reunirse con el abogado el próximo mes.

Tarrant asaltó el 15 de marzo de 2019 con armas semiautomáticas y de tipo militar las mezquitas de Al Noor y Linwood, en Christchurch, y disparó a quemarropa contra población musulmana, entre ellos niños y ancianos, que se encontraban dentro de estos lugares de culto para su tradicional oración de los viernes.

El atacante, quien había publicado su ideario supremacista en las redes sociales, también transmitió en directo a través de ellas parte del ataque que motivó una posterior reforma de la ley de tenencia de armas en Nueva Zelanda.

Te puede interesar: Nueva Zelanda aprueba vacuna AstraZeneca a partir de 18 años

EFE

JBR

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Noticia anterior

Barcelona acoge congreso mundial que abordará nuevo modelo hospitalario

Siguiente noticia

Afganistán comienza a vacunar contra la polio bajo el régimen talibán