Más

Suscribirse

Redes Sociales

Australia y Nueva Zelanda acusan a Rusia de obstruir conferencia nuclear

Australia y Nueva Zelanda acusaron a Rusia de obstruir la conferencia de revisión del Tratado de No Proliferación (TNP) nuclear, que se cerró el viernes sin un acuerdo después de que Moscú rechazara las críticas a su toma de la central atómica ucraniana de Zaporiyia.

“Rusia ha obstruido deliberadamente el progreso. Sus acciones desafían directamente los principios fundamentales del TNP”, dijo la ministra australiana de Exteriores, Penny Wong, en un comunicado publicado la noche del domingo, al referirse a este tratado multilateral vinculante que busca el desarme nuclear.

Wong también lamentó que después de cuatro semanas de negociaciones en Nueva York en torno al TNP, Rusia fuera el único país que se opuso “a acordar un resultado significativo y equilibrado en los tres pilares del tratado: desarme, no proliferación y usos pacíficos de la energía nuclear”.

Por su lado, el ministro de Desarme y Control de Armas de Nueva Zelanda, Phil Twyford, acusó a Rusia de “sabotaje diplomático” del TNP, que está suscrito por 191 naciones, “en momentos de incertidumbre e inseguridad mundial” marcadas, entre otros eventos, por la invasión ordenada por Moscú a Ucrania en febrero de este año.

“Es extremadamente decepcionante que, incluso con la oferta de Estados Unidos en favor de nuevas negociaciones sobre el control de armas, los Estados con armas nucleares no hayan podido acordar nada significativo sobre el desarme real”, agregó el ministro neozelandés, también en un comunicado.

Las posiciones de Australia y Nueva Zelanda, que están en línea con las de naciones como Estados Unidos, se dan después de que Rusia vetara una declaración de consenso crítica a la situación en la central de Zaporiyia y los pedidos para que dicha planta vuelva al control de las autoridades ucranianas competentes.

Las instalaciones de Zaporiyia, la mayor planta atómica de Europa, fue tomada por tropas rusas al inicio de la guerra y en los últimos días ha sido objeto de repetidos ataques -de los que Moscú y Kiev se acusan mutuamente- que han hecho saltar las alarmas ante un posible desastre.

EFE

JBR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *