Más

Suscribirse

Redes Sociales

Australia justifica bloquear entrada a sus prisiones a subcomité de la ONU

El gobierno del estado australiano de Nueva Gales del Sur justificó este lunes la decisión de bloquearle la entrada a sus prisiones al subcomité de la ONU para la Prevención de la Tortura por tener medios propios para “supervisar” las cárceles, pese a que diversos sectores y ONG criticaron la medida.

“Tenemos un defensor del pueblo y procesos independientes para supervisar nuestras cárceles”, dijo hoy en una rueda de prensa en Sídney el jefe de gobierno de Nueva Gales del Sur, Dominic Perrottet, al insistir en que su despacho no ha recibido denuncias sobre maltratos en las instalaciones penales de su jurisdicción.

Con esas palabras, Perrottet respondió a la decisión del subcomité de la ONU de suspender la visita a Australia programada entre el 16 y el 27 de octubre debido a las obstrucciones por parte de las autoridades de Nueva Gales del Sur, que impidió a los representantes visitar diversas instalaciones penales de la región.

“El viaje ha sido puesto en compromiso a tal nivel que no ha habido otra opción que suspenderlo”, señaló el subcomité en un comunicado oficial publicado la víspera, que subrayó además que la situación “supone una clara ruptura de las obligaciones de Australia” con los mecanismos de la ONU en materia de derechos humanos y prevención de la tortura.

La decisión del gobierno de Nueva Gales del Sur causó la “decepción” del fiscal general australiano, el laborista Mark Dreyfus, quien recalcó en un comunicado hoy que el subcomité ya había realizado varias visitas a diversos centros de detención del país, por lo que la suspensión “pudo haberse evitado”.

Por su lado, un alto representante de la ONG Amnistía Internacional Australia, Tim O’Connor, recalcó que la suspensión de la visita supone “una vergüenza internacional” y refleja lo “endeble” que es el compromiso con el Protocolo Opcional a la Convención contra la Tortura (OPCAT, por sus siglas en inglés).

“A pesar de que este importante tratado internacional fue ratificado en 2017, nunca se ha incorporado a la legislación nacional, y el resultado es que tenemos graves preocupaciones sobre las condiciones de detención en este país”, precisó O’Connor en la nota.

Australia ratificó en 2017 el Protocolo Opcional a la Convención contra la Tortura después de que la cadena pública ABC denunciara el maltrato de menores, la mayoría aborígenes, en un centro correccional juvenil en el Territorio Norte del país oceánico. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *