Más

Suscribirse

Redes Sociales

Ataques a prensa en Brasil suben un 23 % en 2022, con los Bolsonaro liderando

Los ataques a la prensa en Brasil aumentaron un 23 % en 2022 y casi en la mitad de los casos participó el expresidente Jair Bolsonaro o alguien de su familia, según el informe anual de la Asociación Brasileña de Periodismo de Investigación (Abraji) divulgado este miércoles.

De acuerdo con la organización, de los 557 casos reportados el año pasado, en el 41,6 % “hay al menos un miembro de la familia Bolsonaro involucrado”.

Los discursos estigmatizantes mediante los cuales se busca “socavar la credibilidad” de periodistas y medios de comunicación, fueron los ataques más comunes y representaron el 61,2 % del total, según la Abraji.

Ya el aumento de los episodios de agresión física, intimidación, amenazas y/o destrucción de equipos -con un 31,2 % de los casos- se disparó un 102,3 % frente a 2021.

El informe también señala que en 145 casos, los ataques mostraron rastros explícitos de violencia de género o victimizaron a mujeres periodistas.

Asimismo dice que en el 56,7 % de los episodios, los agresores fueron agentes estatales, como políticos o funcionarios y el 63, 4 % de los casos se dieron por internet.

A eso se suma que el 31,6 % de los ataques en 2022 estuvieron vinculados a la cobertura electoral en una de las campañas presidenciales más polarizadas en la historia de Brasil, en la que el progresista Luiz Inácio Lula da Silva derrotó al ultraderechista Jair Bolsonaro, que buscaba la reelección, en los comicios de octubre.

Para la organización, el alto número de ataques disparados por internet, sumado a la “gran cantidad” de discursos estigmatizantes y a la “intensa” participación de agentes políticos evidencia campañas sistemáticas de ataques contra periodistas en las redes sociales fomentadas por actores de gran alcance en el entorno “on line”.

“En resumen, la combinación de política y medios digitales ha creado un ambiente de inseguridad para los profesionales de la prensa en Brasil”, enfatizó. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *