Más

Suscribirse

Redes Sociales

Atacan bar frecuentado por la comunidad LGTBI en Beirut antes de actuación de “drag queen”

Un grupo de extremistas atacó un bar frecuentado por miembros de la comunidad LGTBI que anoche acogía un espectáculo de “drag queens” en Beirut, gritando consignas contra la homosexualidad e incluso golpeando a algunos de los presentes, informaron hoy diversas fuentes.

“Vídeos examinados por Amnistía muestran a los asaltantes destruyendo muebles, pegando a la gente que se intentaba ir y amenazando con más violencia si el bar continúa ‘promocionando la homosexualidad’. Corearon agravios homófobos y dijeron que las personas LGTBI son ‘satánicas'”, afirmó Amnistía Internacional (AI).

Según explicó la ONG en X (antes Twitter), el propietario del Bar Om les confirmó que las Fuerzas de Seguridad Interna acudieron al lugar y ayudaron a algunos de los clientes a abandonar el establecimiento, si bien “no intervinieron para parar a los asaltantes ni arrestaron” a ninguno de ellos.

AI confirmó que el asalto fue perpetrado por miembros de un grupo cristiano de extrema derecha conocido como Soldados de Dios y consideró que el incidente supone una “alarmante intensificación” de los ataques a las libertades en el país mediterráneo.

“Animamos a la agente que fue físicamente atacada ayer en el Café Om a que consigan informes médicos, tomen muchas fotografías de sus moratones y contacten a Helem. Tenemos previsto tomar medidas legales contra los atacantes”, dijo también en X la ONG local por los derechos LGTBIQ+ Helem.

Según fuentes citadas por el diario local L’Orient Today, el establecimiento acogía esa noche una actuación de “drag queens”.

Por su parte, la conocida “drag queen” Latiza Bombé acudió a la red social Instagram para compartir una serie de vídeos aparentemente tomados durante y después del ataque, en los que etiquetó a su compañera de escenarios Emma Gration con el mensaje “Estamos bien, lucharemos”.

El Bar Om, en el corazón del barrio capitalino de Mar Mikhael y que periódicamente organiza eventos de este tipo, es uno de los muy pocos lugares seguros de ocio que quedan en la ciudad para la comunidad LGTBI, que hace menos de dos años ya perdió un emblemático bar por la crisis económica.

Las retóricas hostiles contra la comunidad han aumentado en las últimas semanas, después de que el líder del grupo chií Hizbulá, Hasán Nasrala, cargase en más de un discurso público contra las relaciones homosexuales, llegando a decir que quienes participen de ellas deben ser “asesinados”.

Además, el ministro libanés de Cultura, Mohamed Murtada, ordenó prohibir la proyección del filme “Barbie” por considerar que “promueve la homosexualidad” y que va en contra de los valores familiares del Líbano, si bien se espera que la película sí llegue finalmente a los cines del país por decisión del comité censor.

Murtada volvió a desatar la polémica la semana pasada, cuando presentó al Consejo de Ministros un proyecto de ley que castiga con penas de cárcel la promoción de las relaciones homosexuales, lo que hasta el momento no ha prosperado.

Aunque el Líbano es considerado uno de los países menos conservadores y con mayor libertad de expresión en la región, la comunidad LGTB todavía se enfrenta a retóricas hostiles en el país mediterráneo y las autoridades prohibieron el año pasado la celebración de eventos organizados por el colectivo. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *