Más

Suscribirse

Redes Sociales

Asesinan a cinco jóvenes Militares, en el ojo del huracán

Abuso de autoridad, lo menos que viven los habitantes de Nuevo Laredo, Tamaulipas, por culpa de los castrenses; vil ejecución la de los jóvenes, señalan los testigos

Pedro Hernández Müller

A lo largo de la historia el actuar de los militares ha sido tema de controversia, pues ellos en realidad no reciben educación, ni capacitación para realizar tareas civiles, por lo cual, ahora, con el supuesto apoyo de la Guardia Nacional en varios estados del país, las críticas hacia ellos se han recrudecido y las demandas de que los devuelvan a los cuarteles suenan, cada vez, más fuerte.

En varias entidades los pobladores se quejan por los constantes atropellos y violaciones a sus derechos humanos, por parte de los uniformados. El caso más reciente que ha encendido nuevamente las alarmas es el ocurrido en Nuevo Laredo, Tamaulipas, lugar donde, a decir de los ciudadanos, militares dispararon sin motivo alguno contra un grupo de jóvenes, dejando como resultado cinco muertos y un sobreviviente.

Según el relato de diversas organizaciones no gubernamentales, cinco jóvenes murieron el pasado 26 de febrero en Nuevo Laredo, Tamaulipas, a manos del Ejército, cuando volvían a su casa en una camioneta tras pasar la noche en una discoteca.
Las versiones son contradictorias, tal y como ha sido siempre.
El único sobreviviente de esta situación dio su versión y acusó a los militares de perseguirlos, disparar a quemarropa y de hecho, escuchar cuando ente ellos se decían que lo mataran.
Apuntó que los elementos del Ejército les dispararon directamente y los mataron cuando estaban sometidos en el piso.

“Yo nomás escuchaba que me mataran, que me mataran. Ya nomás cuando volteé pa (sic) todos lados, ya estaban todos muertos”,dijo.
Según su versión, ellos iban en su camioneta y cuando toparon con los militares, dieron la vuelta y se fueron, acto seguido, los miembros del Ejército se dieron a la tarea de perseguirlos, chocarlos y empezar a disparar sin razón alguna.
“Nomás llegaron y nos balacearon toda la troca, me alcancé a bajar y me arrodillé. Yo iba atrás del chofer”, apuntó, en entrevista.

VERSIÓN DE LOS TESTIGOS
Testigos afirman que los militares dispararon sin motivo, al grado de disparar en la nuca a dos hombres que yacían, sometidos, en el suelo.
El mismo día de los hechos, Raymundo Ramos, presidente de la Comisión de Derechos Humanos de Nuevo Laredo afirmó que se trató de una ejecución extrajudicial, un abuso de autoridad por parte de los militares, ya que éstos realizaron más de 100 disparos, lo que evidencia que los elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional no cuentan con protocolos de actuación, pues además de disparar, negaron auxilio a las víctimas; también acusó a los castrenses de alterar la evidencia y llevarse los teléfonos celulares de las víctimas, así como su dinero, alhajas y accesorios que tenían adentro de la camioneta.
Lo anterior provocó un enfrentamiento entre pobladores y militares, el cual se dio a conocer mediante videos compartidos en redes sociales, en los cuales se ve claramente la manera en que los castrenses sacan sus armas y amenazan a la gente con dispararles, además de realizar disparos al aire hasta que la gente se dispersó.

VERSIÓN OFICIAL
Tuvieron que pasar dos días de la tragedia, para que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) emitiera un comunicado mediante el cual señaló que el personal de una base de operaciones realizaba un reconocimiento urbano cuando escucharon disparos de armas de fuego, fueron hacia la dirección donde se escuchaba y vieron una camioneta blanca, a exceso de velocidad, ocupada por siete personas, según el documento, los militares escucharon un estruendo y accionaron sus armas.
Según ellos, vieron una persona ilesa, una herida y cinco fallecidos, puntualizando que pidieron el apoyo de una ambulancia.
Lo anterior ha sido desmentido, no sólo por los ciudadanos del lugar, también activistas y periodistas afirman que dicho comunicado es una sarta de mentiras, pues aún el informe pericial de uno de los jóvenes señala que tiene un disparo en la cabeza, el cual se realizó a muy corta distancia, por lo que ellos califican la situación como una brutal ejecución, aunado a ello, en la camioneta no se encontraron armas, droga o cualquier indicio que relacionara a los jóvenes con algún delito o grupo criminal.

PIDEN INVESTIGACIÓN
Varios personajes han exigido al gobierno realizar una exhaustiva investigación, toda vez que esta no es la primera vez que los militares se exceden en su actuar, de ahí que se hayan pronunciado en contra de la militarización que deja indefensos a los ciudadanos frente al abuso de poder de los uniformados.

Como bien se sabe, han existido denuncias en todos los estados donde los militares se encuentran, pues la prepotencia y actuar en grupos con armas de grueso calibre, los convierte en poderosos frente a los civiles que no pueden hacer absolutamente nada en cualquier problema con ellos.

El jueves 2 de marzo se dio a conocer que cuatro de los militares que dispararon fueron procesados por estas ejecuciones y se encuentran en la prisión del Campo Mililtar 1-A, en la Ciudad de México.
Los cargos son mínimos. La Fiscalía de Justicia Militar los acusó, no por las muertes de los jóvenes, sino por desobediencia, porque no dejaron de disparar cuando se les dio la orden de hacerlo.

Aún así, también la Fiscalía General de la República realizará su propia investigación en la que enfrentarían los cargos de homicidio y abuso de autoridad.
Lo cierto, es que estas investigaciones, como siempre, darán mucho de qué hablar, pero ya nada podrá devolverles a los padres de estos jóvenes la tranquilidad, ni mucho menos a sus hijos, peor aún ahora, los habitantes de Nuevo Laredo viven con más miedo, pues ya vieron que están indefensos ante cualquier actitud o arrebato militar.

RECUADRO NORMAL
PROCESAN A 4 MILITARES
Al cierre de esta edición, se informó que cuatro de los militares involucrados en los hechos en Nuevo Laredo, Tamaulipas, fueron vinculados a proceso, por el delito de desobediencia.
Según algunos medios, los ahora procesados estaban encargados de la artillería del vehículo militar que interceptó a la camioneta donde viajaban los jóvenes asesinados, por lo que los hechos son indagados por la Fiscalía de Justicia Militar. Trascendió que los cuerpos de los jóvenes asesinados, tenían entre 1 y 12 impactos de armas de fuego.

PIDE AMLO DETERMINAR RESPONSABILIDADES
El presidente Andrés Manuel López Obrador pidió este miércoles determinar el papel del Ejército en la matanza de cinco jóvenes en Nuevo Laredo para que, en el caso de que sean responsables, “sean castigados”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *