Más

Suscribirse

Redes Sociales

Artesanos alistan atuendos para el histórico carnaval de Puebla

Cristales, pedrería, hilos y agujas son las principales herramientas de los artesanos mexicanos que ya preparan los trajes para los participantes del Carnaval de Huejotzingo, el evento más tradicional de su tipo en México.

Los danzantes del municipio de Huejotzingo, Puebla, saldrán el próximo sábado a recordar la vida mundana en su carnaval, que se realiza previo a las festividades de Semana Santa, como lo marca la tradición religiosa.

Cada uno buscará diseños únicos como los de zapadores, zacapoaxtlas, zuavos y otros indígenas que representan a los grupos que participaron en la batalla de México contra Francia el 5 de mayo de 1862.

José Ciro Pérez Alonso, maestro de profesión y artesano por vocación, compartió a EFE que desde 2011 borda trajes de carnaval, una labor en la que buscar dejar su sello y tener diseños únicos.

El hombre narró que todo empezó como un pasatiempo para ahorrar dinero, ya que iban a participar él, su esposa e hijos.

El artesano expuso que en dichos trajes se usaba la tradicional lentejuela con chaquira, y en la actualidad hay piedras de diferentes colores y tamaños, canutillos, hilos que parecen de oro y plata.

“Todo surgió por la necesidad de hacerme un traje para mí, empecé conmigo, después los hijos, poco a poco fueron surgiendo personas a las que les gustó nuestro trabajo y así fuimos creciendo, es un orgullo para mí”.

indicó.

Te podría interesar: Dan por terminada la búsqueda de supervivientes en zonas opositoras sirias

HISTORIA VIVA

Pérez Alonso dijo sentirse orgulloso de aportar un “granito de arena” de su imaginación en torno a su natal Huejotzingo, donde este carnaval se celebra desde 1868.

Este caranaval es uno de los más tradicionales de México, donde participan cerca de 12.000 personas disfrazadas con máscaras, túnicas, tocados de plumas, escudos y fusiles para transformar las calles del pueblo en un enorme escenario y representar tres episodios históricos, según la Secretaría de Cultura.

José David Pérez Montes, hijo del artesano, refirió que desde niño ya sabe los primeros fundamentos de bordar los trajes, por lo que comenzó a ayudar a sus padres.

Compartió que porta con orgullo el traje de zarpador por su estilo militar y ser el más elegante de todos.

“Me siento muy orgulloso, porque amo mí carnaval, amo hacer este tipo de cosas para mi familia y para mí”, dijo.

La elaboración de los trajes comienza con la colocación de la tela en un bastidor.

Después se toma hilo y se comienza a escoger piedra por piedra, los cristales y los demás aditamentos.

Se van acomodando de tal manera que formen flores, soles, cadenas o sean un relleno de figuras asimétricas o tradicionales. Una vez terminada de bordar se ensamblan todos los trozos y se arma en traje completo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *