Más

Suscribirse

Redes Sociales

Arranca juicio a 13 personas por asalto al parlamento hongkonés en las protestas de 2019

Un tribunal de Hong Kong dio inicio hoy al juicio de 40 días contra trece acusados de participar en la irrupción y el saqueo de la asamblea legislativa de la ciudad en 2019, un hecho que constituyó un desafío inédito al gobierno local que cuenta con el respaldo incondicional de Pekín.

Aquel suceso constituyó el capítulo culminante de las grandes protestas democráticas que sacudieron la región semiautónoma ese año, con masivas manifestaciones y asedios por parte de multitud de opositores, que se prolongaron durante semanas.

Los hechos tuvieron lugar la noche del 1 de julio de 2019, cuando centenares de manifestantes irrumpieron en el Parlamento hongkonés, coincidiendo con el día en el que se conmemoraba el vigésimo segundo aniversario del traspaso a China de la soberanía sobre Hong Kong, por parte del Reino Unido.

Los asaltantes, ataviados con cascos y máscaras antigás, destrozaron varias de las entradas del complejo y fueron entrando en las diferentes estancias, incluido el salón de plenos en el que se reúnen los diputados.

En el juicio que comenzó este día, siete de los acusados de participar en los disturbios se declararon culpables, mientras que los otros seis defendieron su inocencia.

Según la Ordenanza de Orden Público de Hong Kong, también enfrentan cargos adicionales por entrada ilegal en el parlamento y daños criminales, con una pena máxima de 10 años de prisión.

Antes de ingresar a la corte, la exlíder del sindicato de estudiantes de la Universidad de Hong Kong, Althea Suen, posteó un mensaje en Facebook explicando por qué se declara culpable de motín.

“Nunca me he arrepentido de luchar por la libertad, la justicia y la democracia. Estoy en Hong Kong, en prisión, pero mi mente sigue siendo libre”, exclamó Suen.

Por su parte, el actor Gregory Wong se declaró no culpable del cargo de disturbios, argumentando que “sabía en todo lo que había participado y simplemente contaba los hechos”.

El activista defendió su lucha común y añadió que esperaba que los acusados que se habían declarado culpables y habían ingresado en prisión preventiva no perdieran el ánimo a pesar de la dificultad de los últimos años

Tras las protestas, Pekín impuso la polémica Ley de Seguridad Nacional hongkonesa, que entró en vigor el 30 de junio de 2020 y cuyos cargos pueden acarrear penas de cadena perpetua por supuesto caso de secesión, terrorismo o confabulación con fuerzas extranjeras.

Las autoridades locales sostienen que esta normativa ha restablecido la estabilidad y la paz en la ciudad, mientras que críticos, grupos de la sociedad civil y socios comerciales expresan inquietud por los amplios poderes otorgados a la Policía, que en China se han utilizado para silenciar y castigar a los disidentes. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *