/

Antígona, la fuerza de la mujer

37 vistas
5 min lectura
fuente: pixabay

Muchas de las preguntas que nos hacemos hoy, encontraron respuestas en la Grecia antigua. Esto me vino a la mente, ya que hace algunos días, volví a leer la tragedia de Sófocles, cuyo nombre es Antígona, y me pareció más actual que nunca a pesar de haber sido escrita en el siglo VaC.

La historia es la siguiente, Edipo deja a sus hijos a cargo de Creonte, para que vele por ellos. Recordemos que, en la tragedia de Edipo, éste se da cuenta que es el peor de los hombres, porque mató a su padre y se casó con su madre. Todo esto ocurre a pesar de Edipo, ya que el destino marcado por los dioses se tenía que cumplir independientemente de la voluntad humana.

Pues bien, Creonte se convierte en el nuevo tirano de Tebas, y ocurre que, los dos hijos varones de Edipo luchan, uno a favor y el otro en contra de su tío Creonte y mueren los dos en la batalla. El tirano decide enterrar al que lo favorecía, y al otro lo deja a que se lo coman las aves de rapiña.

Una de las hijas de Edipo, Antígona, piensa que su tío no tiene que tomar esa decisión, ya que impediría, al no dar entierro a su hermano, que entrara al lugar de los dioses; y que si bien el gobernante, tiene poder en las leyes humanas, no así debe tenerlo   para con las leyes divinas. Antígona decide pues, enterrar a su hermano, y los guardias de Creonte la detienen para que se le castigue.

 

Los personajes principales están diseñados para que los espectadores entiendan la situación política y social en la ciudad de Tebas, que es en dónde se desarrolla la tragedia.

Creonte es un tirano que quiere que las leyes de la ciudad se lleven a cabo, y está dispuesto a matar a quién lo contradiga.

Ismene, hermana de Antígona, representa a la mujer sumisa y con miedo a los varones, dispuesta siempre a obedecer.

Hemón es el hijo de Creonte que se atreve a desafiar la autoridad de su padre por el amor que le tiene a Antígona. Y, por último, Antígona que  representa la defensa de los valores familiares y también el apego  a las leyes divinas. Para Antígona son más importantes las leyes divinas que las humanas y por eso desafía la autoridad de Creonte.

Ahora bien, ¿Qué efecto se busca generar en los espectadores a través de las convicciones y la identidad de los personajes?

Se busca que los espectadores analicen la situación desde diferentes perspectivas. Por ejemplo, desde el gobernante, de acuerdo con las dos mujeres que representan formas de pensar diferentes frente a una sociedad machista.

Por otra parte, como toda tragedia, busca conmover a los espectadores, hacerlos pensar en el drama de la vida y producir en ellos la purificación de sus emociones, llamada en griego catarsis.

La obra nos proporciona diferentes temas, por ejemplo, cuáles son los límites del poder de un tirano. Representa, también, los conflictos en la comunicación humana y la problemática de no pensar en las consecuencias de nuestras acciones.

Asimismo, nos transmite que, a pesar del sometimiento al que estaban sujetas las mujeres, siempre se puede luchar por los valores que uno piensa son los más importantes en la vida.

También observamos lo que la soberbia de un tirano puede provocar dentro de la ciudad y en su propia familia, a través de un decreto, o de no permitir que otros lo asesoren y aconsejen.

En esta obra, la mujer es la fuerte, representa la figura de alguien heroico y capaz de morir por valores que considera importantes, ya que no le importa enfrentar a toda una sociedad patriarcal que no permite, ni tan siquiera la opinión de las mujeres de la ciudad.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Noticia anterior

Los antivacunas de Canadá ponen a niños como barrera ante el avance policial

Siguiente noticia

¿Hay ángeles en su vida?