Más

Suscribirse

Redes Sociales

Alemania promete acoger a colaboradores locales y familias de Afganistán

El Gobierno alemán insistió hoy en que seguirá trabajando hasta lograr trasladar al país a todos los colaboradores locales y sus familias que quedaron en Afganistán tras la llegada al poder de los talibanes, hace ahora un año.

“No los dejaremos solos”, afirmó la ministra del Interior, la socialdemócrata Nancy Faeser, en declaraciones al dominical del popular diario “Bild”, para admitir a continuación que hay graves problemas para sacar del país a las personas “especialmente amenazadas o vulnerables”.

Hasta ahora, según datos de su Ministerio, Alemania ha logrado el traslado de 15.759 afganos, entre colaboradores locales, sus familias y otras personas consideradas especialmente vulnerables o que pueden sufrir represalias del régimen talibán.

Faeser trabaja estrechamente con su colega de Asuntos Exteriores, la verde Annalena Baerbock, quien por su parte también se ha declarado firmemente comprometida con la tarea de lograr trasladar a Alemania a todas esas personas.

El anterior gobierno, la gran coalición entre conservadores y socialdemócratas liderada por Angela Merkel, garantizó en su momento que no se abandonaría a los afganos a su suerte y que todos aquellos a los que asista derecho de asilo serían acogidos.

Hasta la retirada final de las tropas de EE.UU, Alemania sacó del país a unos 5.500 personas de un total de 45 nacionalidades, incluidos afganos.

Alemania había llegado a tener en los 20 años que duró la misión internacional en Afganistán el segundo mayor contingente extranjero en ese país, tras el de Estados Unidos.

En junio de 2021 se había completado su retirada, pero a raíz de la situación de emergencia se aprobó el mismo agosto el despliegue de unos 600 soldados alemanes para participar en operativos de evacuación.

Actualmente, coincidiendo en el aniversario de la llegada de los talibanes al poder, se está celebrando una conferencia en Berlín para tratar de agilizar la salida de Afganistán de esas personas y acotar la situación en que se encuentran.

Desde organizaciones humanitarias como Pro Asyl se ha denunciado que el gobierno actual, el tripartito entre socialdemócratas, verdes y liberales de Olaf Scholz, no se está haciendo lo necesario para agilizar los trámites de acogida de esas personas en el país.

De acuerdo con esta organización, unas 20.000 personas siguen en Afganistán expuestas a sufrir la represión de los talibanes por haber trabajado, ellos o sus familias, con empresas, ejército, ONGs o personal diplomático alemanes.

EFE

JBR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *