Más

Suscribirse

Redes Sociales

Alcaraz, imparable, se hace adulto con el pase a la final de Madrid

En el día su vigésimo aniversario, Carlos Alcaraz dio el paso de la adolescencia a la edad adulta haciendo lo que mejor sabe, ganar, esta vez con el croata Borna Coric como víctima (6-4 y 6-3) y con el premio de alcanzar por segunda vez consecutiva la final del Masters 1.000 de Madrid, que ya se llevó el año pasado.

Con una ambición desmedida -“quiero estar entre los mejores de la historia”, dijo esta semana- y con un tenis deslumbrante, con la explosividad física de su edad y con la experiencia de haber sido el número uno más joven de la historia, Alcaraz reúne todos los ingredientes para ganar lo que se proponga. En la pista Manolo Santana de la Caja Mágica los mezcló de forma magistral para anular a Coric.

Una hora y 40 minutos tardó Alcaraz en ganar el partido, disputado en una pista abarrotada y con 25 grados de temperatura. La tarta de cumpleaños fue el colofón a una fiesta del tenis.

El primer juego se alargó hasta los 12 minutos y permitió adivinar que el choque no iba a ser un paseo para el murciano.

Los errores que cometió en los primeros compases, con Coric muy hábil en la red, hicieron al público sacar las palmas para animar al héroe local. Alcaraz no pudo, además, sacar al principio el máximo provecho de sus dejadas, porque el croata, temido en el circuito por su velocidad, llegó a muchas y, al tiempo, él también se atrevió con éxito con unas cuantas.

Las legítimas aspiraciones del croata de derrotar a Alcaraz comenzaron a frustrarse en el quinto juego, cuando dos errores suyos, una dejada y dos derechazos del número dos mundial dieron a este su primera rotura.

Confirmó ya sin pasar apuros esa ventaja, aunque Coric, vigésimo en la clasificación mundial, se mantuvo siempre en el set y sorprendió a su rival pillándole a contrapié o con derechas lanzadas con tiralíneas.

Alcaraz sacó para cerrar el set y con un repertorio de su mejor tenis -saque, derecha, dejada- se llevó el juego en blanco.

Tras el 1-1 del segundo parcial, el partido se decidió en los tres siguientes juegos. Ante la mirada del legendario Björn Borg, Alcaraz logró un nuevo ‘break’ y el croata respondió con una contrarrotura, pero el murciano se negó a verse por detrás y volvió a acelerar y a ponerse con ventaja.

Coric demostró el año pasado cómo es capaz de gastárselas, cuando siendo el número 152 del mundo derrotó sucesivamente a Rafael Nadal, Feliz Auger-Aliassime y Stefanos Tsitsipas, todos en el top-10, camino de su la victoria en el Masters 1.000 de Cincinnati. Alcaraz sabía que no podía permitirse ni un despiste.

Los puntos se fueron acortando y Alcaraz se llevó la mejor parte. Con detalles de lujo, como un punto directo de saque con segundo servicio o una volea-dejada incontestable, se situó con 5-3, a un paso de la final.

Con un remate fallido y una derecha de Alcaraz a la línea, Coric se encontró con un 15-40 amenazante. Alcaraz no tembló. Restó con seguridad y el croata devolvió fuera.

El murciano ha perdido este año solo dos encuentros.

Su rival en la final será el ganador de la semifinal que, en la sesión nocturna de este viernes, jugarán el alemán Jan-Lennard Struff y el ruso Aslan Karatsev, ambos procedentes de la fase previa, en la que ya se enfrentaron. Ganó Karatsev, pero Struff fue luego repescado para el cuadro principal por una baja.

Con el ruso, Alcaraz no ha jugado nunca. Con el germano, dos veces, en sendos Grand Slams, con una victoria para cada uno: la de Struff en dieciseisavos de Roland Garros en 2021, la de Alcaraz en primera ronda de Wimbledon en 2022, en cinco mangas.

Alcaraz llega a la final tras ceder solo un set en todo el torneo, el primero que jugó, ante el finlandés Emil Ruusuvuori. Luego ha tenido un camino trillado hasta la final, y cuando se le presentó alguna dificultad, como en cuartos ante el ruso Karen Khachanov, reaccionó de inmediato para devolver el desenlace a la lógica del ránking.

Tras conquistar este año los títulos de Buenos Aires, Indian Wells y Barcelona (perdió la de Río), si defiende con éxito el de la Caja Mágica puede sellar su regreso al número uno mundial con solo jugar un partido a finales de este mes en los Internacionales de Roma. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *