Más

Suscribirse

Redes Sociales

Alcaraz, en modo campeón

Con determinación y en un visto y no visto, Carlos Alcaraz elevó el nivel de su juego para ganar con autoridad al alemán Alexander Zverev (6-1 y 6-2) y sellar su presencia en los cuartos de final del Masters 1.000 de Madrid por segundo año seguido.

En la reedición de la final del pasado año el resultado fue el mismo: Alcaraz vencedor. También la distancia entre el español y el germano fue evidente. Si en 2022 el murciano venció por 6-3 y 6-1, en este 2023 la diferencia entre ambos en la pista también fue abrumadora: 6-1 y 6-2.

Marcó territorio Carlos Alcaraz en el duelo de octavos entre los ganadores de las dos últimas ediciones. Zverev conquistó en 2021 el segundo de los títulos que ha ganado en la Caja Mágica. El primero fue en 2018. El español es el vigente campeón.

Adoptó un talante arrollador el jugador de El Palmar, el número dos del mundo, que dejó atrás las dudas y los apuros vividos contra Emil Ruusuruori en el primer encuentro y que aceleró también respecto al segundo, el que le midió al búlgaro Grigor Dimitrov.

A pesar de que Zverev le había ganado tres de los cuatro cara a cara, incluido el más reciente, el del último Roland Garros, antes de la lesión que sufrió frente a Rafael Nadal en semifinales, no pudo tomarse la revancha del duelo del pasado año en la Caja Mágica, el único que había ganado Alcaraz.

No tuvo opción el hamburgués. Si el año pasado argumentó falta de descanso por haber sido incluido en la sesión nocturna en la semifinal para justificar su escaso rendimiento, en esta ocasión no contó con esa baza. Jugó en la sesión matinal ante el francés Hugo Grenier, al que ventiló en menos de una hora, sin excesivo gasto. Pero se topó de nuevo con la mejor versión del español.

Si hace un año Zverev solo pudo ganar cuatro juegos, esta vez solo se impuso en tres. “Este resultado no es nada normal. Zverev es un jugador de grandes golpes y lo normal es un marcador más ajustado y yo estaba preparado para ello. Pensar que va a ser equilibrado y duro y estaba listo”, dijo Alcaraz.

Por primera vez desde que acude a Madrid, Zverev se estancó antes de los cuartos de final. En sus cinco participaciones anteriores, en tres alcanzó la final -con éxito en dos de ellas- y en las otras fue cuartofinalista.

Este martes, cayó en octavos ante el número dos del mundo, que ya acumula diecisiete victorias seguidas en tierra en torneos en España que le proporcionaron los títulos en Barcelona en 2022 y 2023 y en Madrid el pasado año.

La decimosexta victoria en diecisiete encuentros sobre polvo de ladrillo en este 2023 se fraguó en un visto y no visto. Alcaraz rompió a la primera el saque de su rival y pronto se colocó con un 3-0 que marcó el primer set. En el segundo, Zverev mantuvo el tipo en los cuatro primeros parciales, pero en el quinto volvió a quebrar el español, que ganó cinco juegos seguidos para cerrar el partido en ochenta y dos minutos.

“He jugado a un gran nivel. No le he dejado dominar nunca. He estado bien. Cuando le pones los restos dentro y le haces jugar el partido se decanta de otra forma. Por eso ha sido este resultado. Pero no es lo normal contra Alexander”, destacó Alcaraz, que plasmó la diferencia en los puntos ganadores (21 respecto a 12 del alemán) y en los pocos errores no forzados (12 por 22 de Zverev).

Alcaraz apunta a las semifinales. Se enfrentará en cuartos al ruso Karen Khachanov, que superó a su compatriota Andrey Rublev por 7-6 (8) y 6-4. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *