Más

Suscribirse

Redes Sociales

Alcaraz dice que soñaba con ser número 1 incluso más que con ganar un grande

El español Carlos Alcaraz aseguró este viernes, tras clasificarse para la final del Abierto de Estados Unidos, que en su niñez su principal sueño siempre ha sido ser “número uno”, incluso más que coronarse campeón de un ‘grande’.

“(Soñaba más) con ser número uno. Siempre soñaba con ser numero uno. Es verdad que ser número uno sin ganar ‘Grand Slams’ es complicado, pero de siempre he soñado con el numero uno”, afirmó Alcaraz en la rueda de prensa posterior a su partido, preguntado sobre el sueño más grande que tenía en su juventud.

El murciano podrá cumplir ambos sus sueños este domingo en la final contra el noruego Casper Ruud, pues de ganar se llevará el primer ‘grande’ de su carrera y, a la vez, se convertirá en el nuevo número uno del ránking mundial.

Tras un nuevo maratón de cinco sets y más de cuatro horas, Alcaraz ganó al estadounidense Frances Tiafoe por 6-7(6), 6-3, 6-1, 6-7(5) y 6-3 para clasificarse para la final del Abierto de Estados Unidos contra Ruud.

Alcaraz, de 19 años, destacó que esta será su primera experiencia en la final de un ‘grande’ y que la “preparación mental” será lo más importante para afrontar bien el encuentro.

Dijo que se tomará este sábado con calma, tratando de “dar un paseo” y pasando tiempo con su familia.

Destacó los méritos de Ruud, que viene jugando un tenis de alto nivel, pero aseguró que se siente listo para revalidar la victoria que consiguió este mismo año ante el noruego en Miami.

“Ya le gané en Miami, soy un jugador capaz de poder ganarle de nuevo en un ‘Grand Slam’, él ya ha jugado una final de un ‘grande’, ya sabe lo que es vivir ese momento, tiene esa experiencia y para mí es nuevo”, afirmó.

“Pero como han sido nuevas muchas cosas para mí y las he afrontado de buena manera, voy a intentar tomármelo como un partido más , aunque no es fácil”, añadió.

En su intervención, Alcaraz también se refirió a la larga serie de puntos espectaculares que ha logrado en el torneo neoyorquino.

“Nunca doy una bola por perdida. Intento luchar cada bola hasta que tenga doble rebote. Alguna vez esos puntos me ayudan también a venirme arriba, a sonreír, a disfrutar el momento. Algunas veces hay que sacar un poco de magia”, dijo. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *