Más

Suscribirse

Redes Sociales

Al menos tres muertos en un nuevo ataque en el noreste de Pakistán

Al menos tres personas, dos de ellos civiles, murieron este lunes en un ataque suicida en el noroeste de Pakistán, en medio de un recrudecimiento de las operaciones insurgentes en el país, informó este lunes el Ejército paquistaní.

En ataque suicida ocurrió en la localidad de Miran Shah, del distrito de Waziristán del Norte, de la provincia de Khyber Pakhtunkhwa, fronteriza con Afganistán.

Como resultado un soldado y dos civiles murieron mientras que un civil resultó herido en el incidente, indicó en un breve comunicado el ala de prensa del Ejército paquistaní que no precisa detalles sobre el atacante.

Por el momento, ningún grupo armado ha reivindicado la responsabilidad del ataque.

Pakistán ha visto un aumento exponencial de los ataques armados en varias zonas del territorios, especialmente en las zonas con presencia del Tehreek-e-Taliban Pakistán (TTP), el principal grupo talibán paquistaní, y los grupo separatistas baluchis.

Las autoridades informaron hoy también del secuestro con rehenes por parte de un grupo de talibanes del TTP de una sede del Departamento de Lucha contra el Terrorismo (CTD) de la provincia en Khyber Pakhtunkhwa.

De acuerdo con la versión de las autoridades, un grupo de insurgentes detenidos desarmó a los policías durante un interrogatorio. La situación ha estado bajo tensión tras más de 24 horas de secuestro.

En esta misma provincia, la semana pasada al menos dos personas, incluido un soldado, murieron y nueve civiles resultaron heridos tras una explosión suicida.

Asimismo el medio paquistaní Dawn informó hoy de un atentado que dejó al menos trece heridos en el distrito de Khuzdar, de Baluchistán.

Según el oficial Muhammad Jan Sasoli, citado por el medio paquistaní, el atentado fue cometido con un explosivo adherido a una motocicleta que se encontraba en el área.

La violencia terrorista había disminuido notablemente en Pakistán desde que el Ejército lanzó una operación en las zonas tribales del noroeste en junio de 2014, que más tarde amplió al resto del país, lo que debilitó la insurgencia. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *