Más

Suscribirse

Redes Sociales

Al menos 19 detenidos mientras siguen protestas contra la reforma judicial en Israel

Al menos 19 personas fueron arrestadas y cinco resultaron heridas hoy en las protestas contra la reforma judicial frente al Parlamento en Jerusalén, donde el Gobierno de primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, logró aprobar una ley clave de este polémico plan.

Las manifestaciones de hoy concentraron a varios miles de movilizados en las inmediaciones de la Knéset (Parlamento), mientras la coalición gubernamental avanzaba en pleno en la aprobación de una legislación que anuló la doctrina de razonabilidad, que permitía hasta ahora al Supremo revisar y revocar decisiones gubernamentales en base a si estas eran razonables o no.

Su eliminación se ha considerado uno de los pilares de la reforma judicial, que según críticos acabará con la independencia de la justicia y socavará la bases democráticas formales de Israel.

Desde primera hora, los manifestantes -convocados por los amplios movimientos de protesta que se han convertido en los más masivos de la historia del país- se congregaron en un campamento de tiendas en un parque cercano, intentaron cortar calles y bloquear el acceso al Parlamento.

Hubo algunos altercados con la Policía, que usó también cañones de agua y agentes montados a caballo para dispersar a los congregados.

Estos intentaron llevar a cabo lo que llamaron como un “asedio” en torno a la Cámara para presionar al Ejecutivo para que no siguiera con la aprobación de la controvertida legislación, mientras los partidos de la oposición buscaron alcanzar un compromiso con el Gobierno en unas conversaciones de última hora, sin éxito.

Los agentes pusieron vallas metálicas para proteger los accesos al Parlamento, y Netanyahu -que justo salía del hospital después de que le implantaran un marcapasos- tuvo que acceder a la Cámara por una entrada lateral para esquivar a los manifestantes.

La Policía detuvo a una veintena de manifestantes “por violar el orden público”, y grupos de movilizados realizaron acciones de desobediencia civil como sentarse en el suelo en medio de vía pública, mientras los arrastraban para llevárselos.

A su vez, cinco personas resultaron heridas leves y fueron trasladas al hospital para recibir atención médica.

“La idea general de la Policía es proteger a los ciudadanos, pero aquí vemos lo contrario”, se quejó Tomer Naveh, de 52 años, capitán del Ejército desde hace más de 30 años que hoy estaba entre los manifestantes y criticó con dureza la represión policial.

Tras la aprobación de la ley y la eliminación de la doctrina de razonabilidad, los movimientos de protesta apelaron a seguir con las protestas ante el Parlamento en Jerusalén, en Tel Aviv y otros lugares del país para seguir oponiéndose a un proyecto de reforma judicial que ha agravado aún más la división de la sociedad israelí. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *