Más

Suscribirse

Redes Sociales

Al menos 11 migrantes etíopes muertos en un accidente de tráfico en Somalia

Al menos once migrantes etíopes murieron y veinte resultaron heridos la noche del pasado martes en un accidente de tráfico ocurrido en el norte de Somalia cuando volcó el camión donde eran transportados por traficantes de personas, informó hoy la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Las víctimas se dirigían hacia la localidad somalí de Bosaso, siguiendo la ruta migratoria desde los países del Cuerno de África hacia Yemen a través del golfo de Adén, una de las más concurridas y peligrosas del mundo, en la que la OIM registró más de 1.100 muertes desde 2019 (sin contar la mayoría de fallecimientos no documentados).

“Enviamos la mayoría de los suministros médicos que teníamos almacenados en el Centro de Respuesta a Migrantes (MRC) en Bosaso y nuestros equipos están brindando apoyo psicológico a los heridos”, que fueron transportados por miembros de las comunidades locales junto con los cadáveres de los fallecidos al hospital, señaló este viernes en un comunicado el jefe de la misión de la OIM en Somalia, Frantz Celestin.

Esta institución de la ONU calcula que, para llegar a la costa de Yemen, más de 250.000 migrantes intentan cruzar cada año regiones semidesérticas, donde están expuestos a peligros extremos como la deshidratación o el hambre, así como a los ataques de los grupos armados que operan en algunas partes del Cuerno de África.

Tras cruzar el golfo de Adén con embarcaciones precarias, muchos de ellos intentan continuar su viaje hasta Arabia Saudita y otros países de la península arábiga.

“Las violaciones, las muertes y los asesinatos a manos de traficantes y, a veces, a manos de las autoridades, son también una realidad en la que se puede considerar una de las rutas migratorias más peligrosas del mundo”, de acuerdo a la OIM.

Los migrantes buscan huir de las escasas oportunidades laborales de sus países de origen, los conflictos de Sudán del Sur y Somalia, o los efectos de la crisis climática, como la devastadora sequía en países como Kenia, Etiopía o Somalia, o las extensas inundaciones de Sudán del Sur.

Frente a este contexto, Celestin exigió “vías más seguras y legales para que las personas del Cuerno de África emigren de manera regular”.

Según los datos recogidos por la OIM, cada vez más niños y mujeres utilizan esta ruta migratoria, llegando a representar más del 32 % de las personas que la usaron el año pasado.

Además, más de 45.000 personas se encuentran varadas en algún punto de este peligroso viaje.

Para dar respuesta a esta crisis y atender a sus víctimas, la organización pidió el pasado mes de febrero junto con los gobiernos de Etiopía, Somalia, Yibuti y Yemen un total de 84 millones de dólares. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *