Más

Suscribirse

Redes Sociales

Agrupación juvenil norcoreana quema efigies de Yoon y Biden

Representantes de la Liga de la Juventud Patriótica Socialista de Corea del Norte han celebrado un gran mitín para criticar el reciente acuerdo militar firmado por Seúl y Washington en el que aparentemente quemaron efigies de los presidentes surcoreano, Yoon Suk-yeol, y estadounidense, Joe Biden, según medios norcoreanos.

El encuentro se celebró el lunes en el conocido como Museo de Sinchon sobre las atrocidades de guerra estadounidenses, situado unos 70 kilómetros al suroeste de Pionyang, según informó hoy la agencia estatal KCNA.

Según el artículo, durante el acto “se quemaron monigotes de los agresores y provocadores” en aparente referencia a Yoon y a Biden.

Los representantes de la Liga de la Juventud Patriótica Socialista y otras agrupaciones de estudiantes calificaron la reciente visita de Estado de Yoon a EE.UU. como “el acto más hostil, agresivo y humillante a la hora de plegarse a los Estados Unidos” y acusaron a ambos mandatarios “aceptar un enfrentamiento nuclear como un hecho consumado”.

El acuerdo alcanzado la semana pasada entre Yoon y Biden en Washington, que refuerza los mecanismos por los cuales el Pentágono se compromete a defender a Corea del Sur de un ataque norteño, ha desatado duras condenas del régimen norcoreano.

Te podría interesar: Mexicanos celebran el Día del Trabajo con conquistas en sus derechos

Medios estatales norcoreanos publicaron hoy además varias piezas en las que critican este pacto desde diversos ángulos citando a expertos anónimos de China o Rusia o las coberturas de medios surcoreanos e incluso del New York Times.

Kim Yo-hong, hermana del líder norcoreano Kim Jong-un, ya condenó el acuerdo el pasado 29 de abril diciendo que “expondrá al mundo a un peligro más grave”.

La llamada Declaración de Washington es un compromiso por el cual EE.UU. se compromete a movilizar todos sus recursos militares, incluyendo sus activos nucleares, para defender a Corea del Sur.

El pacto llega después de que Corea del Norte mostrara públicamente por primera vez sus cabezas nucleares tácticas con las que puede atacar al Sur o a Japón y lanzara también un nuevo misil balístico más eficiente con potencial para alcanzar EE.UU.

Las acciones del régimen, que en el último bienio ha realizado un número récord de pruebas de armamento, han despertado inquietud en los surcoreanos, la mayoría de los cuales, según los sondeos, creen que el país debería desarrollar un arsenal nuclear propio que también sirva como elemento disuasor para Pekín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *