Agradecimiento y Perdón para el 2022

247 vistas
4 min lectura
Pixabay

Se termina 2021, un año que, sin duda, todos recordaremos. Cuando se termina un año, tendemos a querer cerrar un ciclo de vida y lo hacemos a través de agradecimientos, promesas, y buenos deseos para el año que viene.

Quiero escribir desde la ética filosófica y mediante el estudio de las virtudes, contarles dos de ellas, que me he propuestopracticar más para este 2022: el agradecimiento y el perdón.

La gratitud es la más agradable de las virtudes, así lo dice, el filósofo actual Comte Sponville. Sin embargo, no siempre nos resulta sencillo agradecer. Gracias a ella podemos prolongar el enorme placer que produce obtener algo bueno. Por ejemplo, recibes un regalo y agradecerlo hace, que experimentes más, ese momento de dicha al tenerlo. Baruch Spinoza dice: “la gratitud es un don, es compartir, es una alegría que va acompañada por la idea de su causa; es el amor a cambio de lo que hemos recibido.

La gratitud es gratuita, es sencilla pero grandiosa; otorga goce al otro, reconocimiento de su acción, y también nos produce placer a nosotros mismos. Agradecer nos saca de la tristeza, nos aleja de la depresión. Nos hace sentir alegres de lo que recordamos; gratitud no es complacencia, no es corrupción, al contrario, es deseo del bien del otro y de nosotros mismos.

En lo personal, tengo mucho que agradecer al año 2021, estar sana, tener todo y hasta más de lo que necesito para vivir con dignidad. Agradecer a mi familia y a mis amigos, esos que están cerca a pesar de estar lejos. Y, qué más agradecimiento, a cada día que me da una nueva oportunidad de ser, de estar y de crear cosas que puedo.

La otra virtud es el perdón, ésta es más difícil de practicar. Perdonar es hacernos libres del rencor y el deseo de venganza, es lo contrario al odio y el resentimiento. Al final es hacernos libres de lo que otros nos hicieron que dolió profundamente.

Perdonar no es olvidar, porque la experiencia es la memoria que nos hace ser quienes somos; es, recordar sin odio, sin que nos lastime más. Es un proceso, una decisión que hay que trabajar todos los días. Es un cambio consciente de conductas destructivas. También es una conducta elegida, en donde no tengo que justificar la conducta del otro, tampoco es necesario quitar las consecuencias de esa acción, simplemente es dejar atrás los malos sentimientos y, noseguir pensando en aquello, como la fuente del día a día.

Perdonar nos da fuerza para continuar la vida; para lograrlo,analicemos los hechos que nos provocaron tanto dolor, aceptemos lo vivido y las emociones que nos causaron, revisemos nuestras conductas y cambiemos lo que sí podemos cambiar.

Por cierto, en ocasiones a quien más trabajo nos cuesta perdonar, es a nosotros mismos. A mí me parece buena idea empezar por aquí este 2022.

Se termina 2021, un año que, sin duda, todos recordaremos. Cuando se termina un año, tendemos a querer cerrar un ciclo de vida y lo hacemos a través de agradecimientos, promesas, y buenos deseos para el año que viene.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Noticia anterior

México se afianza como séptimo exportador agrícola del mundo

Siguiente noticia

Las noticias deportivas que marcaron a México en 2021