Más

Suscribirse

Redes Sociales

África necesita 1,6 billones de dólares más hasta 2030 para los objetivos de desarrollo

La OCDE ha calculado que África necesita 1,6 billones de dólares adicionales de aquí a 2030 para alcanzar los objetivos del desarrollo sostenible (ODS), lo que exige atraer mucho más dinero del exterior, cuando desde la crisis de la covid y los cambios de prioridades del sistema financiero ha supuesto una caída de las inversiones.

En un informe publicado la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que ha cifrado por primera vez esas necesidades, afirma que el déficit de financiación para el desarrollo sostenible en África equivale a menos del 0,2 % del valor de los activos financieros mundiales y al 10,5 % de los activos financieros controlados por África.

Es decir, que ese agujero podría quedar cubierto si únicamente un 2,3 % de los activos financieros mundiales se dirigieran a ese continente de aquí a 2030, un porcentaje inferior a su parte en el producto interior bruto (PIB) mundial, que es el 5,2 %.

Pero el problema es que la última crisis ha tenido un efecto más negativo en África que en el resto del mundo en lo que se refiere al atractivo de inversiones extranjeras.

El porcentaje de esas inversiones bajó al 6 % en 2020-2021, la cifra más baja en 17 años.

Detrás de eso hay una pérdida de confianza y sobre todo de atractivo para los inversores, que en parte tiene que ver con el repliegue que se ha producido en los intercambios comerciales y en las prioridades económicas por efecto entre otras cosas de la desorganización en las cadenas de aprovisionamiento.

Al mismo tiempo, los países de ingresos elevados consiguieron acaparar un 61 % de esas inversiones, un récord, frente al 17 % que fue para los países en desarrollo de Asia y el 10 % para los de Latinoamérica y el Caribe.

La OCDE considera que para atraer los 194.000 millones de dólares adicionales al año que les hacen falta de aquí a 2030 para poder cumplir con los objetivos del desarrollo sostenible, los gobiernos africanos y sus socios deben “mejorar la información a los inversores, incrementar la capacidad de las instituciones africanas de financiación del desarrollo y acelerar los proyectos regionales”.

Para darse cuenta de la dimensión de la brecha, la OCDE recuerda que en 2021 las inversiones extranjeras directas recibidas en África representaron 83.000 millones de dólares en 2021. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *