Más

Suscribirse

Redes Sociales

Acusan a hombre por balear a joven afroamericano que se equivocó de domicilio

La Fiscalía del condado de Clay (Misuri) ha presentado cargos contra un hombre blanco sospechoso de disparar contra un adolescente afroamericano cuando fue a recoger a sus hermanos menores y se equivocó de domicilio.

El fiscal del condado de Clay, Zachary Thompson, ha presentado este lunes cargos penales contra Andrew Lester, de 84 años, por las heridas causadas al adolescente Ralph Yarl.

Lester fue acusado de asalto en primer grado y acción criminal armada.

Yarl estaba tratando de recoger a sus hermanos de una casa la noche del jueves pasado en un vecindario del condado de Clay pero se equivocó de dirección.

Después de llamar a la puerta, le dispararon hiriéndolo en la cabeza y el brazo.

Paul Yarl, padre del estudiante de 16 años de edad, dijo esta mañana que su hijo fue dado de alta del hospital y se encuentra en casa donde su madre, que es enfermera, lo atiende.

“Sigue mejorando. Responde y está haciendo buenos progresos”, añadió.

Lester estuvo detenido durante 24 horas, lo máximo para un sospechoso de crimen hasta que se presentaron los cargos, y después fue dejado en libertad mientras la Policía buscaba más evidencias.

Según los registros judiciales citados por la televisora KCTV, Lester dijo que disparó dos tiros a los pocos segundos de abrir la puerta. Vio al adolescente huir y llamó a la Policía desde el teléfono de su casa.

Lester le dijo a la Policía que no hubo intercambio de palabras y que el adolescente no había dicho nada antes de abrir la puerta.

Explicó que “era lo último que quería hacer (disparar), pero estaba ‘muerto de miedo’ debido al tamaño del hombre y la edad de Lester (84 años) y su incapacidad para defenderse”.

Misuri es uno de los estados del país con una ley de “defensa del espacio propio”, que permite a aquellos que se sienten amenazados defender su vida o propiedad sin retroceder.

El fiscal Thompson señaló que el castigo máximo por el cargo de asalto es cadena perpetua.

Una campaña GoFundMe iniciada por Faith Spoonmore, tía de Yarl, había recibido este lunes al mediodía más de 1,2 millones de dólares y los abogados de la familia criticaron la liberación del sospechoso.

Jennifer Houston, Leslie Jones, Halle Berry y otras celebridades se han sumado al coro de quienes han protestado por el incidente.

“¡Dios mío! Se me parte el corazón por este joven y su familia”, tuiteó la cantante Houston, cuyo sobrino de siete años murió en 2008 en Chicago. “Rezo por su recuperación completa”. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *