Más

Suscribirse

Redes Sociales

Acusada de dos asesinatos trata de eliminar a testigo

Una mujer hispana encarcelada en Florida como acusada de dos homicidios presuntamente cometidos junto a su novio fue imputada de otro delito en prisión por haber propuesto presuntamente a otras presas el encargo de eliminar a una testigo principal de su caso, indicaron fuentes policiales.

La Oficina del Alguacil del condado de Hillsborough (oeste de Florida) informó de que Fátima García Ávila, detenida desde agosto de 2022, fue imputada el 28 de marzo de otro delito a raíz de lo que contaron algunas de las reclusas a los guardianes sobre su propuesta.

La joven de 21 años está acusada de ayudar a su novio, Daniel Negrete, a matar a la esposa de un primo de él, Erica Avilés, y de urdir luego un plan para “cargar” el crimen a un exnovio de ella, Antonio Benito Cuellar-Enríquez.

Las cosas no salieron como habían planeado y Cuellar-Enríquez también acabó muerto.

“Esta es una mujer a la que no le importa otra vida que no sea la suya y sigue demostrándolo tras las rejas”, dijo el alguacil Chad Chronister en un comunicado en el que elogió a los guardias de la prisión por haber evitado otro asesinato.

García Ávila ha sido puesta bajo estricta vigilancia dentro de la prisión donde está recluida a la espera de juicio para proteger a los testigos y las investigaciones, señaló el alguacil.

Según los documentos de la acusación, en julio de 2022 García Ávila y Negrete fueron a la casa de Avilés, una joven madre de 22 años casada con Cornelio Negrete, en Dover (Florida), y él la mató de varios disparos.

Después ella trató de poner evidencia en casa de su exnovio para que fuera inculpado del crimen de Avilés, pero estalló una pelea y Negrete le disparó y murió.

Ambos están acusados de dos homicidios premeditados con agravantes, además de otros delitos, y la Fiscalía pide para ellos condenas a muerte.

Además de la pareja fue detenido y acusado Cornelio Negrete, el viudo de Avilés, por presuntamente formar parte del plan para asesinarla.

Una vez detenidos, una mujer denunció a la policía que García Ávila le había contado todo lo ocurrido con detalle y se convirtió en el testigo principal del caso. EFE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *