Más

Suscribirse

Redes Sociales

Activistas protestan contra el banco central suizo por invertir en combustibles fósiles

X
X

Varias organizaciones ecologistas se manifestaron en Berna (Suiza), junto al recinto donde se celebró la junta de accionistas anual del Banco Nacional Suizo (BNS, central), para exigirle que deje de invertir en empresas de combustibles fósiles y fracturación hidráulica dañinas contra el medio ambiente.

Alrededor de cincuenta activistas pertenecientes a organizaciones como Swiss Climate Alliance desplegaron pancartas con consignas como “No hay estabilidad financiera sin un clima estable” junto al palacio de exposiciones y congresos Kursaal, en la capital suiza, donde se reunían los accionistas del banco suizo.

Estas manifestaciones se producen dos semanas después de que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) emitiera un fallo histórico a favor de una demanda de una asociación de mujeres suizas que acusaba al Gobierno de haber violado sus derechos humanos por acción “insuficiente” para protegerles del cambio climático.

A raíz de este fallo, los manifestantes movilizados este viernes exigieron al banco central suizo que venda sus participaciones en empresas de combustibles fósiles o bien que las utilice para “cambiar el comportamiento de las empresas”.

El banco central suizo posee actualmente participaciones en empresas petroleras como las estadounidenses Chevron y Exxon Mobil o la británica Shell como parte de su inversión en moneda extranjera, que asciende a unos 715.000 millones de euros.

También instaron al BNS a dejar de invertir en empresas de “fracking” o fracturación hidráulica, técnica consistente en inyectar agua y productos químicos a gran profundidad para romper la roca de pizarra que alberga gas o petróleo, algo que, según las organizaciones, es “irrespetuoso con el clima”.

Varios grupos ecologistas ya criticaron al banco central suizo el pasado mes de marzo después de que su informe anual de sostenibilidad hiciera público que sus inversiones estuvieron vinculadas a 12 millones de toneladas métricas de emisiones de carbono en 2023.

El pasado miércoles también se registró una protesta ecologista en la ciudad suiza de Basilea ante el edificio donde se celebraba la junta anual de accionistas del gigante bancario helvético UBS para acusarle de “irresponsabilidad ante la crisis climática”. EFE

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *