Más

Suscribirse

Redes Sociales

Acceso al agua potable contribuye a reducir la migración en Guatemala

El acceso a servicios básicos como agua potable es importante para evitar que familias del “corredor seco”, compuesto por Costa Rica, Nicaragua, Honduras, El Salvador y Guatemala, migren hacia otros países, aseguró Daniel Oporto, director para América Latina en Water for People.

En entrevista con EFE, Oporto habló sobre los trabajos que la organización civil internacional tiene en marcha como parte de la iniciativa Lazos de Agua en cuatro municipios de Guatemala, ubicados en el altiplano y en poblaciones rurales dispersas, donde hay casas separadas hasta por un kilómetro de distancia.

“Guatemala, Honduras, El Salvador y Nicaragua son partes de lo que se llama el ‘corredor seco’ centroamericano, la principal zona expulsora de gente que emigra hacia Estados Unidos y otras latitudes buscando salir de la pobreza”, explicó desde el Caribe mexicano, donde se presentaron los resultados del programa Lazos de Agua, de Fundación FEMSA.

“Hay estudios que demuestran que el llevar servicios básicos como agua y saneamiento evita la migración y estamos avanzando en eso”, añadió.

La organización trabaja con poblaciones, entre otras, que están por encima de los 3.000 metros sobre el nivel del mar, por lo que “las actividades agrícolas como la producción de café no son suficientes”, detalló el especialista.

El agua y el saneamiento, sostuvo, son detonadores de desarrollo, de la actividad económica, no solo mejorar las condiciones de la salud, sino porque permite que la actividad agrícola enfrente el cambio climático.

La población rural dispersa donde interviene Water for People y Lazos de Agua, una iniciativa de la Fundación FEMSA de México, está donde el Estado no tiene acceso y la construcción de sistemas de agua y alcantarillado no siempre es técnicamente posible y financieramente viable.

Oporto lamentó que no se pueda avanzar a un ritmo más rápido, pues estiman que cerca de 2 millones de personas siguen bajo estas condiciones, viviendo en la inequidad y la pobreza sin acceso al agua y a un baño seguro y digno.

“El no tener acceso a un baño seguro es un tema impensable en pleno siglo XXI, donde las que más sufren son niñas, adolescentes y mujeres porque se exponen a todo tipo de riesgos al momento de defecar u orinar al aire libre donde no hay un baño, eso es una muestra de la inequidad y la pobreza que enfrenta Latinoamérica y Guatemala”, ahondó.

El experto indicó que el programa de Lazos de Agua es una alianza estratégica que permite, con el enfoque sistémico, construir las oficinas municipales de agua y saneamiento.

“Construir sistemas de agua en zonas rurales y rural dispersa es más costoso que construir en una zona urbana o una zona periurbana, pero quiero que en Latinoamérica cerca del 40 % no tienen acceso a agua y baños seguros, la pobreza en Latinoamérica está en las zonas rurales”, manifestó.

Para Oporto, el tema del agua requiere esfuerzos mayores y un cambio de mentalidad radical. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *