Más

Suscribirse

Redes Sociales

A través del operador financiero de la exdelegada Siguen las corruptelas en el IMSS de Tamaulipas

David Adonai Cano Córdova, Coordinador de Abastecimientos del IMSS Tamaulipas, y hombre de confianza de la exdelegada Velia Patricia Silva, sigue haciendo negocios sucios, como se documentó a través de una llamada telefónica

Tal y como se ha reiterado en varias entregas en este espacio, las corruptelas en la delegación del IMSS Tamaulipas persisten, pese a que Velia Patricia Silva Delfín fue obligada a dejar su cargo.

En la pasada entrega anotamos que la ahora exdelegada dejó a su equipo de confianza, aquellos que le “ayudaron” a embolsarse cantidades millonarias producto de los “moches”, compras ficticias de medicamentos y robo de los mismos, hasta extorsiones y saqueo a las finanzas.

Uno de estos empleados de confianza y operadores financieros es David Adonai Cano Córdova, quien, desde la Coordinación de Abastecimientos del IMSS del Estado de Tamaulipas, sigue haciendo negocios por abajo del agua y violando la normatividad, sin que nadie lo moleste.

Cano Córdova era y es el brazo derecho de Silva Delfín, pues el mismo modus operandi continúa haciendo mella en las arcas del IMSS, en perjuicio de los derechohabientes y la misma institución.
El citado servidor público tiene abierta una carpeta de investigación en su contra en la Fiscalía General de la República –expediente FED/REY/0001572/2022– por los presuntos delitos de peculado, delincuencia organizada, desfalco por compra emergente y enriquecimiento ilícito.

Se sabe que tan solo el dispendio en Ciudad Madero y Nuevo Laredo, asciende a la cantidad de más de 20 millones de pesos. Dicho monto es de acuerdo a las auditorías, pero la cifra es evidentemente mayor por los “moches”, “entres” y “comisiones” que pagaban y que presumiblemente siguen haciendo los proveedores y contratistas del IMSS delegación Tamaulipas.

Sin embargo, David Adonai Cano Córdova sigue operando con una impunidad total, que raya en la complicidad, como se reveló en una conversación telefónica que un medio de comunicación publicó en internet.

ASÍ HACE SUS “NEGOCIOS”
EL COORDINADOR DE ABASTO
Apenas el jueves 2 de marzo, el sitio de internet eslanota.mx reveló una conversación telefónica entre David Adonai Cano Córdova, en su calidad de Coordinador de Abasto Delegacional en el IMSS Tamaulipas, y un ejecutivo de ventas de una proveedora de medicamentos, de quien se protegió su identidad.
De esta manera se evidenció el actuar del servidor público:
David Adonai (D.A.): ¿Cómo estás?
Proveedor (P): Bien, amigo. ¿Y tú?
D.A.: Bien, aquí atareado. Oye, ¿puedes hablar?
P: Sí, ya estoy en la casa, a la orden.
D. A.: Mmmhhhh, esteee. Sobra decir que no me estás grabando, ¿verdad, wey? Jaja.
P: No, oye.
D. A.: A ver… este… Ya nos dieron las instrucciones de cómo van a ser las nuevas contrataciones, wey. Lo que está pendiente mañana lo reviso, que quedó pendiente. Y… ¿cómo?
P: Sí, yo estoy con el pendiente porque no he recibido instrucciones de cómo voy a saldar ese tema.
D. A.: Apenas ahorita las estamos acomodando. Este, un favor. ¿Qué, qué traes? Porque ahorita estoy precisamente verificando qué puedo cotizar, para de una vez lo que ya traigas, mandártelo de una vez.
P: Sí.
D. A.: Pero pásame qué traes ahorita de entrega inmediata, o si quieres te mando cotización de varias cosas y pues sobre eso cotizas, pero si te mando puras cosas que no traes, pues no te quiero dejar sin nada, ¿verdad?
P: Era lo que te iba a decir. A ver si me puedes considerar con algunas claves, pues…
D. A.: Buenas… A ver, te voy a decir algunas y me dices si las traes. A ver, Dapaglifozina, ¿la tienes?
P: No, no tengo.
D. A.: Ok, luego nos vamos a… ¿Trinitrato de glicerilo?
P: Esa tal vez la puedo conseguir.
D. A.: Ok, entonces te la contemplo. Son, son… a precio SAI es un millón 900, wey.
P: Órale.
D. A.: Son casi 4 millones.
P: Está buena.
D. A.: No, no, si son las grandes, te estoy diciendo las grandes. ¿Ceftriaxona?
P: De Ceftriaxona sí tengo, bueno, no tengo, podemos conseguir, pero ¿cuántas traes?
D. A.: Bueno, son 23 mil.
P. Ah, sí, sin tema.
D. A.: Nomás en esos dos, a precio SAI son cuatro kilos (4 millones), entonces van a hacerse como unos 8. Más o menos, digo, por decir algo. Vas con esas dos ahorita, ¿sale?
P: Órale, ya está.
D. A.: Y pues ahí te encargo a mi camarada, a ver si puedes hacer algo ahí… Espero que no me hayas grabado, ¿verdad? Hay chingo de confianza.
P: No, no, no. Me quiero ganar tu confianza, amigo.
D. A.: Te la estás ganado, te la estás ganado. Pásame tu correo para que te llegue la invitación de esas dos.
P: Te lo mando en este momento, amigo.
D. A.: Ok. Órale, va.
Hasta aquí la conversación, donde es claro que el Coordinador de Abasto Delegacional en el IMSS Tamaulipas otorga contratos de compra de medicamentos sin licitar y brincándose las normas oficiales. Por eso su insistencia en saber si no estaba siendo grabado. Pero le dieron machetazo a caballo de espadas…
De acuerdo a la página cibernética, ya existen denuncias por este probable hecho ilícito, por el mal uso de recursos financieros del IMSS.
Habrá que ver si el “brazo derecho” de la exdelegada del Instituto en Tamaulipas, Velia Patricia Silva Delfín, la libra, o lo seguirán protegiendo. Al tiempo… <<

CONTINÚAN ROBANDO
Las fuentes al interior del Seguro Social en Tamaulipas, no le dan vueltas al asunto y acusan: “Los negocios que tenía Velia Silva son tan cuantiosos, que a pesar de que fue removida de su cargo no iba a dejarlos, por ello continúa el saqueo a las arcas de la institución, a través de sus empleados de confianza”.

David Casco Sosa estudió la licenciatura en Ciencias de la Comunicación en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, en la generación 1988-1991.

En la misma escuela fungió como profesor en las materias de Sociedad y Comunicación y Propaganda y Opinión Pública.

Reportero desde 1990, ha pasado por las redacciones de revistas y periódicos como Quehacer Político, México HOY, Tabasco HOY, Campeche HOY, Milenio, Novedades, El Gráfico, Impacto, IQ Magazine, Diario BASTA, etcétera, donde se ha desempeñado como reportero, jefe de redacción, editor, subdirector y director. Actualmente es director editorial del semanario digital Ángel Metropolitano, desde su fundación.

En 2008, ganó el Premio Nacional de Periodismo, en el género de Entrevista, y en 2019 en el género de Nota más oportuna, ambos entregados por el Club de Periodistas de México.

Ha sido consultor de proyectos editoriales para la formación de varios diarios en provincia, pero siempre ha regresado a la Ciudad de México, donde incursionó también en la edición y cuidado editorial de libros sobre el tema de la delincuencia organizada.

También ha impartido conferencias sobre el tema de periodismo en diversas universidades, y colabora como dictaminador literario para dos editoriales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *