Más

Suscribirse

Redes Sociales

¿A quién pertenece la imagen de la Virgen de Guadalupe?

Pixabay
Pixabay

El 12 de diciembre muchos ciudadanos se preparan para peregrinar hacia el templo de la Virgen de Guadalupe, nuestra patrona nacional, pero, desde el 2002, la figura santa ha tenido varios propietarios en los que incluso la Basílica ha tenido que ver.

En 2002, el empresario chino Wu You Lin acudió al Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) y registró con su nombre la imagen de la Virgen de Guadalupe, porque sentía que el que sea de dominio público no era lo que monetariamente él había ideado.

En el momento de la revelación, el impacto fue tremendo entre la población y llovieron una serie de protestas y acusaciones contra las autoridades eclesiásticas, denunciando este acto como un atropello mercantil donde se vilipendiaba a la venerada madre de todos los mexicanos.

Al respecto, el director del Instituto Mexicano de la Propiedad Intelectual (IMPI), José Amigo, declaró que efectivamente había concedido en junio del año mencionado el permiso al ciudadano chino para poder vender el producto a la sociedad Guadalupana.

DETALLES

El permiso que otorgó el director del Instituto Mexicano de la Propiedad Intelectual fue para que el preocupado empresario chino pueda registrar una marca innominada, sin nombre especial, que le permitió fabricar “una especie de lámpara” con la imagen de la Virgen.

Asimismo, José Amigo convocó a una rueda de prensa debido al alboroto, donde aclaró que el comerciante asiático solo había fabricado “una imagen modificada de la Virgen de Guadalupe que no ofende a la Iglesia, y que es conforme a las leyes mexicanas, que no le ponen trabas por su nacionalidad”.

Además, el director del IMPI explicó que, respecto a la Virgen de Guadalupe, nuestra patrona, “nadie puede ser titular de todos los derechos asociados con su imagen, ni la Iglesia católica, ni el Vaticano, ni ningún jerarca mexicano de la misma”.

Pero, a la vez, reconoció que la Basílica de Guadalupe es “custodia, no dueña, del lienzo de la Guadalupana”; no obstante, también aclaró que la Iglesia católica “tiene marcas de imágenes religiosas” como pueden poseerlas ciudadanos o entidades particulares en algunos casos.

SIN DUEÑO APARENTE EN LA ACTUALIDAD

Si bien, la Virgen de Guadalupe es reconocida porque se le apareció al indio Juan Diego –canonizado por el Papa Juan Pablo II– en el cerro de Tepeyac de la Ciudad de México entre el 9 y el 12 diciembre de 1531, la legislación nacional no la consigna como un símbolo patrio ni tiene dueño.

Por ello, la sorpresa fue general cuando un semanario nacional lanzó la denuncia de que Norberto Rivera, cardenal primado de México, había vendido los derechos para comercializar la imagen de la Virgen a la empresa Viotrán, con sede en Orlando, Florida.

Al respecto, las autoridades eclesiásticas mexicanas negaron que se hubiera producido tal transacción; no obstante, reconocieron que habían suscrito un “contrato-proyecto” con la compañía, que no trascendió y que posteriormente fue anulado.

Cabe resaltar que, en 2003, las autoridades de la Basílica de Guadalupe le entregaron los derechos de autor a María Teresa Herrera Fedyk por una importante cantidad de dinero; tras esa fecha, nuestra venerada imagen ha sido repartida por varios propietarios, quienes obtuvieron ganancias con su imagen –hasta antes de 2012 cuando caducó la posesión–, sin embargo, actualmente no se sabe realmente quién es el nuevo propietario porque diversas personas manifiestan ser los dueños de los derechos.

Compartir Nota

Redes Sociales

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *